12 Nov Dubanok: una aventura en el EICMA (Día 3)

El tercer día llegan más personas, los pasillos están abarrotados y las modelos sonríen ya como robots por tanta selfie con los Machos Alfa Lomos Plateados que quieren fotos a diestra y siniestra (yo el primero en la fila, ja ja ja). Familias enteras visitando los stands y subiéndose a cada moto libre que ven. Pero bueno, entremos en materia.

Visitamos el pabellón de Honda y hasta ahora, el mejor, el más grande, el más organizado y más visitado; bueno, casi tanto como Ducati. Honda viene armada con todo y presentó todo. Africa Twin, Monkey 125, Gold Wing, X-AVD, CB1100; qué locura el pabellón de la japonesa.

Muy bonito que tuvieran la Africa Twin viejita y la nueva, ya que se veían como dos personas que se encuentran en el tiempo y la distancia. Me sorprendió el scooter todo terreno X-ADV con motor 754cc que estaba en exhibición en todas sus versiones y posibles equipamientos; y es ideal para los baches, topes y calles en mal estado de la CDMX. A este scooter se le pueden poner maletas laterales y top case y se ve muy bien. Igualmente la CB1100, una moto hermosa, impecable, una que debería tener en casa… ¡Maldita Pobreza!

 

Cuando llegué a ver las GoldWing, me di cuenta del tremendo homenaje a una moto icónica, teniendo todos los modelos hasta llegar a la 2018. Muy bueno este detalle. La nueva 2018 es un Jumbo, un avión con todo y botones para divertirte de lo lindo: el tablero es increíble y el diseño muy bien pensando en el conductor y pasajero. ¿Moto para México o países como Colombia? No lo sé… ya que para nuestros países, o para los que nos gusta salir un poco a rutas sin pavimento, no sería la moto ideal. Lo que sí, es rival de la BMW K1600 B.

La NC750X es otra chulada de moto, de verdad que Honda está con todo y atendiendo cada necesidad del mercado motociclista. Crosstourer, otra moto fascinante y digna rival para cualquier bigtrail. La CB1000R NEO SPORT CAFÉ… sin palabras para esta obra de ingeniería y bellas líneas. ¿Qué puedo decir? De verdad que podría estar todo el día solo en este pabellón. Y bueno, cuando crees que ya no hay nada más, aparece la Honda Interceptor. Ahí ya perdí la razón y comencé a deambular sin dirección y con la mente hecha pedazos de solo pensar que no puedo tener todas estas motos. Y para rematar, Honda tiene todas las motos de competencia exhibidas, así que caminar por el pasillo donde tienen estas máquinas que están llenas de historia y alegrías es increíble.

 

Harley-Davidson en Europa… ¿qué pueden hacer los gringos frente a las motos llenas de tecnología y tableros digitales? ¿qué pueden hacer frente al diseño estilizado y austero de los europeos o los japoneses? Debo comentarles que Harley es un icono total del motociclismo y los europeos las adoran. Son caras como no tienen idea, pero las adoran y en el interior de cada uno de nosotros, también las queremos, las deseamos y también las soñamos, o niegan que cuando veíamos a Reno, o Sons Of Anarchy, o Malboro Men, todos queríamos tener una para largarnos a recorrer el mundo.

No presentaron nada nuevo, y creo que ellos dejan los platos fuertes para el mercado americano, pero lo que sí presentan es la sección custom y es todo un deleite ver cómo lo hacen los europeos. Todas la Harley son motos que llevan una larga tradición y representan el espíritu de los caminos para los gringos y claro, los europeos las quieren.

 

En el pabellón de Yamaha todo es azul: las motos, los ojos de las modelos, y azul todo. La tan esperada Ténéré 700, bonita a secas. No me sorprendió realmente el pabellón, ni las motos, ya que cuando vi las Super Ténéré 1200, pues sin sorpresas o novedades evidentes. La nueva Niken… pues no sé, parece un Transformer mal hecho, no entiendo para qué querrías tener dos llantas delanteras en una BigTrail. No lo sé, tal vez para arrollar Zombies o escapar de los marcianos. La Tracer 700 bonita igualmente a secas, no le vi gran novedad. La scooter TMax pues tampoco.

Solo rescato las Bolt, que son una buena opción económica y la XSR900 que a mi gusto personal es la mejor propuesta que traen ahora, pero esta moto ya fue presentada el año pasado así que nada nuevo. La pregunta: ¿Dónde quedó la Ténéré 250? Ni idea. Yamaha estuvo lejos de la cantidad de novedades y propuestas de otras marcas como Honda, BMW o Kawasaki.

Visitamos igualmente el stand de cascos Nexx, y tremenda colección que viene para el 2018, una locura las nuevas propuestas para Café Racer, Touring y open face.

 

Me queda de nuevo la sensación de querer probar estas motos, de saber cómo se comportan, qué se siente, qué tal son en el camino… y ese, ese será el siguiente paso para poder compartirles cómo son estas motos cuando Dubanok las ruede.

Gracias por seguir estas crónicas diarias y mañana la siguiente entrega… Kawasaki, Piaggio, Lambretta y otras más.

No olviden seguirme en Facebook, Instagram, Twitter y Youtube como @dubanok

Comentarios

comentarios