12 Feb Las motos más rápidas del mundo, volando a ras de piso

¿Qué tiene la velocidad que resulta tan atractiva? ¿Qué impulso mueve al hombre a querer ir cada vez más rápido? Por el motivo que sea, siempre ha existido una fascinación por saber quién es el más veloz. Tenemos muy claro que el desempeño de una máquina va mucho más allá de qué velocidad puede alcanzar en línea recta, pero no deja de ser fascinante saber cuáles han sido las motos más rápidas y quienes han logrado domarlas.

Técnicamente hablando, a esto se le llama récord de velocidad en tierra y, en el caso de las motos, se define como la velocidad máxima que una motocicleta alcanza en la tierra. Esto se entiende como la velocidad a lo largo de una longitud fija, promediada entre dos pasadas en direcciones opuestas y aplica solamente para las motos creadas o modificadas específicamente para este propósito. Para las motos de producción la cosa es diferente.

 

Glenn Curtiss

“El hombre más rápido del Mundo”

El primer récord de velocidad sobre una motocicleta del que se tiene registro (aunque se considera no oficial) fue establecido en 1903 por Glenn Curtiss -uno de los pioneros de la aviación-, en Yonkers, Nueva York. Curtiss alcanzó los 103 km/h a bordo de una moto con un motor V2 de 1,000 cc que él mismo fabricó.

Cuatro años más tarde, en Ormond Beach, Florida, Curtiss despedazó su record al rodar a 219.31 km/h en una moto que prácticamente era un chasis de tubos con un V8 de 4,000 cc y de 30 a 40 HP (si algún día quieren ver esta moto, está en el Museo Nacional del Aire y el Espacio, en Washington D.C.).

Esta hazaña le valió a Curtiss el mote de “El hombre más rápido del Mundo”, ya que su récord no solo era superior que el de los autos de la época, también superaba la velocidad que alcanzaban los aviones en aquel entonces.

Joseph S. Wright 

El récord de Curtiss estuvo vigente por más de veinte años, pues fue hasta 1931 cuando el británico Joseph S. Wright (en la foto de la derecha) utilizó una JAP con un motor OEC de 994 cc sobrealimentado para alcanzar los 220.99 km/h. Esto tuvo lugar en Arpajon, Francia, y fue el primer registro oficial en el que alguien superaba la marca de Curtiss (aunque por un pelo, pero así es el mundo de los récords).

 

Estados Unidos recupera el trono

Harley Davidson Godzilla

En 1970, Harley-Davidson entró a las páginas de la historia cuando Cal Rayborn II superó los 400 km/h. Esta marca, lograda en el salar de Bonneville, Utah, fue una de las primeras en las que el fabricante de la moto apoyaba un campo usualmente ignorado; algo en lo que probablemente tuvo mucho que ver el hecho de que Rayborn fuera un exitoso piloto de Harley en el Campeonato Nacional de la AMA a finales de los sesentas.

La moto en cuestión (apodada “Godzilla”) traía el motor de 1,480 cc de una Sportster, aunque modificado para quemar nitrometano -el combustible favorito de los dragsters de ¼ de milla- y la geometría y carenado la hacían prácticamente un cohete sobre ruedas. El velocímetro marcó 410.37 km/h y fue una marca que estuvo vigente durante más de cinco años.

¡500+ km/h!

Lightning Bolt

Apenas cinco años después de que Rayborn rompiera la barrera de los 400 km/h, su amigo y rival Don Vesco rebasó dicha marca a bordo de una “Yamaha” llamada “Silver Bird” a 487 km/h. Pero fue en 1978 cuando Vesco superó la barrera de los 500 km/h, hazaña que logró a los mandos de “Lightning Bolt”, una moto con dos motores Kawasaki KZ1000. Ayudados por un turbocargador, esta máquina de 2,030cc llevó a Vesco a una velocidad de 509.75 km/h.

Aún más rápido

Ack Attack

El récord de Vesco estuvo vigente por casi 22 años, hasta que en 1990 Dave Campos alcanzó los 518.45 km/h. Sin embargo, tuvieron que pasar otros 20 años para que alguien superara los 600 km/h. Esta hazaña le pertenece a Ricky Robinson quien ostenta el récord vigente de 605 km/h a bordo de Ack Attack, una moto con dos motores de Hayabusa (2,600cc) turbocargados que alcanzan una potencia superior a los 1,000 HP.

Chequen este video para vivir más de cerca la experiencia.

 

El rey de las marcas

Ernst Henne

El hombre que más records de velocidad ostenta es el alemán Ernst Henne, quien estableció siete récords entre 1929 y 1937, todas a bordo de una BMW. Su última marca la realizó a bordo de una BMW con motor de 495 cc supercargado con el cual rodó a 279.5 km/h. ¡Impresionante para una moto previa a la Segunda Guerra Mundial!

 

Comentarios

comentarios