23 Mar Ad Hoc Cafe Racers Yamaha MT-03 Roadster

La escena de motos personalizadas está viviendo un momento muy interesante del cual da fe la Ad Hoc Cafe Racers Yamaha MT-03 Roadster que te presentamos hoy, la cual fue creada por un taller de Barcelona que le entra a modificar prácticamente todas las marcas y modelos de motocicletas.

Si no llevas mucho tiempo en el mundo de las motos seguro nos dirás que el motor de la Ad Hoc Cafe Racers Yamaha MT-03 Roadster es una cosa muy extraña. Pero no es así, lo que sucede es que la MT-03 original traía el motor monocilíndrico de la XT660, el cual traía 45 HP y 41 lb-pie. El de la MT-03 moderna, que llegó a las calles en 2016, es un 321 cc con una potencia similar pero con la mitad del torque. ¿Cuál prefieres?

Pero esa es harina de otro costal. La Ad Hoc Cafe Racers Yamaha MT-03 Roadster es una moto bastante sencilla cuando la comparas con otras creaciones de Ad Hoc; pero David González, el mandamás del taller, no le ve ningún problema a esto. “No todos los proyectos que entran al taller son para una remodelación completa”, comenta. “Además, en este caso tampoco era necesario, ya que tanto las llantas como el tanque de combustible eran perfectos para nosotros”.

Lo que el equipo intentó fue  continuar con un tema que comenzaron en un trabajo anterior, una XSR700 bautizada “Otokomae”, la cual formó parte de la Yamaha Yard Built Series. La idea era que la Ad Hoc Cafe Racers Yamaha MT-03 Roadster se viera como una hermana menor de la Otokomae.

Lo primero que hicieron fue quitarle todo el carenado para ver cómo era el bastidor. “ una vez que la vimos desnuda”, dice David, “nos dimos cuenta que lo más importante que teníamos que hacer era modificar el subchasis”. en el modelo original la parte trasera del bastidor se eleva bastante y termina en un triángulo afilado;  Por lo cual el equipo la hizo un poco más corta y produjo algo un poco más en paralelo con el piso.

Luego quitaron la caja del filtro y le pusieron dos filtros Uni. El asiento fue forrado en una tela antiderrapante y le dejaron suficiente espacio para poder llevar a un pasajero, además de suficiente espuma para que no tengas que masajearte el trasero cuando llegues a tu destino.

Y ahí fue cuando llegaron a la parte más complicada del proyecto: hacer que el sistema de escape de dos salidas a una sola. “Lograr que la línea estuviera bien fue lo más complicado”, explica David. “Las curvas y las soldaduras del tubo colector, así como encontrar el punto exacto para salir en un costado fue difícil”. Pero nos parece que el esfuerzo valió la pena, pues el escape cubierto en pintura anticalórica se ve muy bien.

Si bien la forma original del tanque era perfecta para este proyecto, la moto original tiene algunas piezas de plásticos muy grandes a los costados, que en la Ad Hoc Cafe Racers Yamaha MT-03 Roadster fueron reducidos para darle un look más compacto. Luego pintaron el tanque de azul con unos toques de gris en los costados y las nuevas cubiertas de plástico.


Otro de los cambios más notorios está en el faro, pues el anguloso con el que salió de la línea de montaje fue reemplazado por el de una Harley V-Rod. Las direccionales delanteras son diminutas y están sostenidas en los mismos tubos que funcionan para soportar la pequeña salpicadera. Si te parece que la Ad Hoc Cafe Racers Yamaha MT-03 Roadster se ve un poco inclinada hacia el frente, eso es porque redujeron un poco la altura de la horquilla delantera.

“La [Ad Hoc Cafe Racers Yamaha MT-03 Roadster] es una moto compacta sin ser compleja”, dice David de una de sus más recientes creaciones. Además, si bien esta moto está lejos de ser una de las creaciones más llamativas de Ad Hoc, es una prueba fehaciente de que unas pocas modificaciones pueden hacer un cambio uy significativo.

 

Comentarios

comentarios