26 Apr Mainhattan Choppers Sportster Barista, supersónica

Ver una Harley-Davidson completamente original es algo para lo que probablemente tienes que ir a una agencia, pues el catálogo de accesorios para modificarlas es largo como la cuaresma y a los ‘harleros’ les encanta customizar su moto. Pero hay quienes van un paso más allá, como los creadores de la Mainhattan Choppers Sportster Barista.

Esta espectacular Harley fue construida por un grupo de alemanes basados en Frankfurt, quienes decidieron darle a la moto una imagen como de la era atómica -esa época entre 1945 y 1960 cuando el diseño era muy locochón-. Inicialmente, la Mainhattan Choppers Sportster Barista era una Harley-Davidson XL1200C, pero poco queda del diseño original que los ingenieros de Milwaukee.

Mainhattan Choppers Sportster Barista

La mente detrás de este proyecto es Ian Alderton, un colega motero que trabajó en Honda Europa durante 19 años y a los 21 años ya había construido una Triton, antes de seguirse con una Rickman Bonneville, una Moto Guzzi Le Mans y una réplica de una Ducati Mike Hailwood.

Evidentemente, lo más llamativo de la Mainhattan Choppers Sportster Barista es el carenado, cuya parte delantera se fusiona con el tanque de gasolina, formando una sola pieza. Sí, suena algo raro, pero es que aquí el soporte del faro no va agarrado a las abrazaderas triples, sino que flota desde el tanque. Además, los dos brazos inferiores que soportan el faro continúan en el tanque, dando lugar a un estilizado espacio para las rodillas.

Mainhattan Choppers Sportster Barista

La Mainhattan Choppers Sportster Barista tiene más curvas que Kim Kardashian y esa filosofía continúa hacia la parte posterior, donde el asiento se eleva un poco para continuar con el colín -también curvo-, que aporta un contrapeso a la parte delantera de la moto, equilibrando el diseño. Los escapes -hechos a la medida en el taller de Mainhattan Choppers- rodean al V-twin antes de salir ‘pelones’ debajo del asiento y el colín, algo que probablemente hará que los paseos sean más calientes de lo normal.

La Mainhattan Choppers Sportster Barista tiene una pintura muy sobria para que el carenado pudiera lucir en todo su esplendor, pero Ian diseñó varios esquemas de color inspirados en los Corvettes, Cadillacs y Shelby Cobras de los sesentas; ¡incluso se aventó uno de un avión Mustang P51 con todo y gráficos!


Este proyecto les tomó tres años de trabajo y cualquier Sportster puede recibir este carenado; así como diferentes combinaciones de escape, manubrio, rines y accesorios para darle un look neoclásico, moderno-futurista o retro-elegante (así dicen ellos). Eso sí, no te saldrá nada barato, pues el precio de la Mainhattan Choppers Sportster Barista ronda los 15,000 euros, más lo que te haya costado la moto, claro.

Comentarios

comentarios