29 May BMW Concept 9cento, reimaginando el turismo deportivo

Si te gustan las motos clásicas, es probable que para ti el paraíso en la Tierra se llame el Concorso d’Eleganza Villa d’Este, el cual cada año reúne a los ejemplares de dos y cuatro ruedas mejor restaurados del Viejo Continente a las orillas del Lago Como, en Italia. Pero no solo se presentan motos antiguas, aprovechando los reflectores, este año vimos la BMW Concept 9cento, una moto muy interesante de la marca de Bavaria.

La BMW Concept 9cento es una moto que busca combinar la emoción del manejo deportivo con el turismo ligero -pues no hay manera de meter mucho equipaje en las pequeñas maletas del concepto-. Algo muy en la línea de la BMW S 1000 XR, pero dándole rienda suelta a los diseñadores sin reparar en cosas como la viabilidad de costos (benditos conceptos).

La BMW Concept 9cento tiene una configuración deportiva básica muy cargada hacia la rueda delantera, con un trasero alto y corto que promete un manejo divertido y ágil. El tanque de combustible, con unas marcadas líneas que le dan un aspecto agresivo, lleva la parte superior hecha de aluminio, con un fresado que se dirige hacia la rueda trasera, presente en otras piezas como el bajo del asiento o los soportes de los reposapiés.

La suspensión tiene un recorrido largo para un mayor confort de marcha y le da a la motocicleta una sensación de ligereza. Por otro lado, el parabrisas y el carenado garantizan una excelente protección contra el viento y el clima. Los controles ergonómicos y la relativamente baja altura del asiento son otros dos factores que contribuyen a una posición de manejo para largas distancias.


El cuadro triangular de la BMW Concept 9cento está reforzado con fibra de carbono no solo para reducir el peso, sino también para vincular el diseño de la moldura delantera con el portaequipajes trasero de aluminio. Donde sí se volaron la barda fue con el sistema de maletas, pues además de ampliar el asiento para el pasajero, éstas van enganchadas al soporte trasero desde arriba y llevan un electroimán que las sujeta de forma segura a la sección inferior del soporte trasero.

 

Con un diseño muy agresivo, la BMW Concept 9cento lleva un faro de estilo moderno, con dos elementos lumínicos simétricos. Cada uno de los dos elementos tiene una luz de día de LED en la parte inferior, mientras que dos lentes LED compactos a cada lado proporcionan la luz baja y alta. Las luces traseras se componen de dos elementos LED que se integran debajo del asiento y presentan el clásico diseño BMW de dos C enfrentadas.

Lamentablemente, no dijeron ni pío sobre el “pequeño” detalle del motor, pero esto es algo frecuente cuando se presentan conceptos que no están muy cercanos a la versión de producción. Sin duda, la BMW Concept 9cento es una moto muy llamativa, pero no nos parece precisamente cómoda para salir a viajar en ella. Qué opinan, amigos, ¿les gusta?

Comentarios

comentarios