10 Jul Aprilia Dorsoduro 900, prueba de manejo

Hace poco más de un mes llegaron a México las nuevas Dorsoduro y Shiver 900 de Aprilia y, evidentemente, se nos “quemaban las habas” por ponerles las manos encima y nuestras plegarias fueron escuchadas, porque ya probamos la Aprilia Dorsoduro 900.

Aprilia fusionó las mejores cualidades de las Dorsoduro 750 y 1,200 en una supermotard que resulta extremadamente divertida y fácil de manejar. Dos características que estamos seguros la harán un éxito entre quienes prueben esta máquina italiana. Pensada para los amantes de la diversión, la Aprilia Dorsoduro 900 está impulsada por un motor V2 de 896.1 cc con 95 HP y un torque de 66 lb-pie.

Estéticamente, la Dorsoduro es una moto muy atractiva que acapara las miradas por donde quiera que pasa, con el bastidor tubular como una pieza muy destacada gracias a que está pintada en un rojo muy vivo. El carenado es mínimo y lo poco que hay puedes pedirlo en color plateado o negro (que es el que más me gusta). El sonido del motor es otra de las razones por las que te van a voltear a ver, pues suena increíble y los petardeos que se avienta al bajar de velocidad resultan algo adictivo.

¿Cómo se comporta?

Esta vez no los vamos a marear con todos los datos técnicos de la moto, para eso los invitamos a leer esta otra nota, sino que nos enfocaremos en las impresiones de manejo. Para empezar, la Aprilia Dorsoduro 900 es una moto con una posición de manejo alta -el asiento está a 870mm-, en la que llevas la espalda razonablemente recta y los brazos ligeramente flexionados, lo que te da mucho control de la parte delantera. Las piernas también quedan algo flexionadas por la posición de los estribos, al menos para mi que mido 1.82, lo cual deja todo listo para el momento en que haya que inclinarse sobre la moto para comenzar la diversión.

La Aprilia Dorsoduro 900 es una moto muy ágil, la cual resulta muy fácil de mover en la ciudad; pero es fuera de esta donde uno puede darle rienda suelta para empezar la verdadera diversión. Como es de esperarse, tiene un poco más de galleta que la 750 y menos que la 1,200, algo que a nuestro juicio resulta ideal, pues a la primera le faltaba carácter y la segunda resultaba casi indomable. Pero no se engañen, a pesar de que la entrega de potencia es muy lineal, la moto empuja con ganas, especialmente en el modo de manejo Sport.

Ya que hablamos de la electrónica, hay que mencionar que juega un papel muy importante en la Aprilia Dorsoduro 900, pues la computadora Marelli 7 SM -la misma que usan la Aprilia RSV4 y la Tuono-, gestiona el acelerador ride-by-wire, el control de tracción de tres niveles (desconectable) y el sistema ABS; además, claro, de los tres modos de manejo: Sport, Touring y Rain, los cuales varían el nivel de intrusión de las asistencias electrónicas. Todo con el afán de no acabar en el piso.

El acelerador electrónico es una maravilla, pues la moto tiene una entrega de potencia muy lineal que la hace muy fácil de manejar. Además, cuando bajas de velocidad el torque está disponible inmediatamente, pero no sientes que vayas a salir disparado, aunque más te vale estar bien agarrado e inclinarte un poco hacia el frente.

En las curvas, el comportamiento de la Aprilia Dorsoduro 900 no podría ser mejor, da mucha confianza cómo se agarra al pavimento. Además, con la nueva horquilla ajustable, puedes encontrar un setting ideal para tu peso y estilo de manejo. La rigidez de la suspensión tiene la contraparte de que resulta algo nerviosa en caminos irregulares. Los frenos son impresionantes -dos discos de 320mm y uno de 240-, con un gran tacto en la manija, deteniendo la moto en un palmo de terreno y con un ABS que no resulta muy intrusivo, a menos que sea estrictamente necesario, claro.


La moto se siente un poquititito nerviosa arriba de 150 km/h, una velocidad que realmente no es muy recomendable alcanzar en nuestras “maravillosas” carreteras. Además, lo realmente divertido es enlazar curvas y ahí la Aprilia Dorsoduro 900 se comporta maravillosamente, inclinándose de un lado a otro con mucha facilidad y con un motor que empuja muy bien en la parte baja y media.

El tanque de gasolina es de solo 12 litros, por lo cual tiene una autonomía que ronda los 200 kilómetros, pero no se trata de una moto de viaje, sino una moto para divertirse. Y la verdad es que la Aprilia Dorsoduro 900, con un adictivo sonido en el escape y una agilidad impresionante, te va a sacar una sonrisa de oreja a oreja que no se te va a borrar.

Fotos: José Luis Ruiz

Especificaciones

Motor V2 de 896 cc, enfriado por líquido

Potencia 95.2 HP y 66.3 lb-pie

Transmisión 6 velocidades, por cadena

Suspensión Horquilla invertida de 41 mm y monoamortiguador

Tanque 12 litros

Precio 239,500 pesos

Comentarios

comentarios