06 Jul Joe Rocket Cafe Racer, mix de estilo y protección

Si bien el equipo de seguridad tiene como principal función el protegerte en caso de una caída, la verdad es que a casi todos los motociclistas nos gusta algo que además se vea bien (digo, uno se debe a su público). Por eso es que nos gustaron bastante los guantes Joe Rocket Cafe Racer, pues tienen un buen equilibrio entre estilo y protección.

Los Joe Rocket Cafe Racer están hechos de piel de Nappa (vaca) en la parte externa y tienen un diseño marcadamente retro que a mi me gusta bastante. En la muñeca lleva unos pliegues horizontales que le ponen mucha onda, al igual que el cierre que recorre la parte media del dorso de la mano. Vienen precurvados para no luchar con ellos la primera vez que te los pones, pero como cualquier cosa de cuero, conforme pasa el tiempo se va amoldando a ti. En cuanto a protección, tiene un ligero acolchado en la palma y uno más grueso en los nudillos y la parte externa del pulgar.

Este es como el cuarto par de guantes Joe Rocket que tengo, por lo cual los compré en línea con la seguridad de que tenía muy claro el tema de las tallas. Pedí unos extragrandes, como siempre, y me quedan bien, pero hay una costura en el interior que después de rodar un rato molesta un poco. Se me clava en la parte exterior del pulgar y si bien en un trayecto corto no tiene mayor bronca, después de un par de horas la molestia ya es incómoda. Por esto y el nivel de protección, me quedo con la sensación de que son guantes para ciudad.

A pesar de que tienen unos pocos agujeros de ventilación -tres por dedo-, los Joe Rocket Cafe Racer resultan un poco calientes, por lo cual no los recomiendo para cuando el termómetro rebasa los 25 grados. De hecho, me compré estos guantes en invierno, pero cuando la temperatura aumentó sentía que las manos se me cocinaban, por lo cual preferí hacerme de unos más frescos (los Eclipse, de la misma marca, que además son baratos). El precio en Estados Unidos ronda los 50 dólares y me parece que es algo justo por lo que obtienes, aunque ya les contaré ahora que los use por más tiempo qué tal está la durabilidad.

 

Comentarios

comentarios