03 Aug BMW G 310 GS y Suzuki V-Strom 250, un día de juego

Un día de diversión, así puedo definir esta cuasi comparativa entre las BMW G 310 GS y Suzuki V-Strom 250, un segmento que ha crecido de manera exponencial debido a lo prácticas que son, sobre todo en ciudades llenas de baches, topes, pésimo pavimento, inundaciones, y vamos, lo normal para el “Enduro citadino”. Así que les dejamos este primer contacto con este par.

En ocasiones “el no-plan es el mejor plan”, y es que se conjuntaron situaciones para que pudiéramos traerles estas imágenes y una comparativa sui generis. Primero tuvimos la oportunidad de asistir al curso de manejo impartido por Moto Explore México en la nueva BMW G 310 GS, y esa misma semana tuvimos a prueba la también recién presentada en México, Aprilia Dorsoduro, a la cual le hicimos una sesión de fotos en un kartódromo. Yo llegué en mi modesta G 310 GS para apoyar, y ahí nos encontramos con un colega que llevaba una Suzuki V-Strom 250, y en la plática salió el típico: “¿hey, hacemos cambio?”, y así salió este texto.

Suzuki VStrom 250 vs BMW 310 GS

Por casualidad enfrentamos a la Suzuki VStrom 250 vs BMW 310 GS

Como les comentaba, esta no es una comparativa como tal, ya que la BMW ya la habíamos tenido y a la Suzuki le dedicaremos algo más extenso próximamente. En el kartódromo teníamos el trazo sinuoso y un espacio grande de terracería.

Los “fierros”

Estas motos en el apartado técnico tampoco compiten, pero la apariencia no es sincera y ya verán a qué me refiero. La BMW G 310 GS utiliza el mismo motor de la versión naked (la G 310 R), aunque en este caso se siente distinto a pesar de que la marca dice que no tiene nada diferente. Es un motor de un cilindro de 313 cc que desarrolla 34 hp y un par motor de 28 Nm, obviamente mayor recorrido de suspensión, ABS desconectable y toda la pinta de sus hermanas mayores 800 y 1200.

Suzuki VStrom 250 vs BMW 310 GS

Un kartódromo resultó ser una buena prueba para estas “pequeñas” motos.

Por su parte, la Suzuki V-Strom 250 cuenta con un motor de dos cilindros de 248 cc de 25 hp, par motor de 23.4 Nm y un diseño calcado de sus hermanas 650 cc y 1.000cc. Esta moto la pudimos vivir hace unos meses durante 20 horas en uno de los locos retos de Asphalt Rats por lo que conocemos su desempeño, y de entrada como primer veredicto les comentamos que la Suzuki nació para ser una pequeña doble propósito, no como la BMW, que como sabemos tiene herencia de la India con la marca TVS, y tiene un enfoque de comodidad y no es tan extrema.

La cuasi comparativa

Nos encontramos en la pista y comenzamos a darle vueltas al kartódromo para luego realizar un cambio y tener frescas las sensaciones de ambas motos. Al final, la suspensión es lo que marca la diferencia en estas motos. La BMW G 310 GS es suave, mientras que la Suzuki V-Strom 250 es firme, por lo que el paso por curva se siente mejor en la japonesa, al igual que la frenada, ya que aquí BMW no cuenta con su famoso paralever y telelever.

Las curvas cerradas del kartódromo fueron una interesante prueba para ambas motos donde creo que ganó la Suzuki por las sensaciones duras, casi de deportiva.

BMW 310 GS

En la BMW 310 GS, la suspensión te ayuda a casi olvidarte del camino

Les decía que la apariencia no es sincera en cuanto a la diferencia mecánica, y es que el monocilindro de la BMW brinda un buen torque, pero el doble cilindro de la Suzuki tiene un equilibrio en velocidad y respuesta. Si me pongo quisquilloso, prefiero la entrega de potencia de la Suzuki.

Era momento de salir del pavimento y nos encontramos un camino hecho por surcos secos creados por cuatrimotos, lo que permitía una relativa buena maniobrabilidad, aunque los cruces eran pequeños montículos. A esto sumamos subidas y bajadas, lodo, piedras y perros que nos ayudaron a realizar frenadas de pánico.

Aquí la BMW parecía ser la mejor opción, ya que gracias a su amortiguación suave, la terracería apenas era un problema; mientras que con la Suzuki sientes cada piedra del tramo. Esto ratifica el punto que la BMW es más para confort, y sí, lo es, y soporta cosas como el curso intenso que tomamos, aunque le falta torque, y el gran muelleo de la suspensión te hace tener que maniobrar más.

Suzuki VStrom 250

La Suzuki VStrom 250 tiene un sentir más sólido en tierra y pista.

En este punto la Suzuki volvió a ganar, ya que la mayor firmeza de la suspensión permitió un manejo más alegre, por decirlo de una manera, con un sentir de mayor control. Se me ocurre que la Suzuki se parece más a una cross y la BMW a una doble propósito, de ahí la gran diferencia entre ambas.

Conclusión

La decisión de compra no va del lado de cuál es mejor ya que no tienen nada que ver, pero si quieres manejo con toque deportivo la Suzuki V-Strom 250 es la que buscas, ahora que si lo que quieres es olvidarte de los malos caminos en ciudad, la BMW G 310 GS es lo que necesitas. En cuanto al precio, la BMW está en 115,000 pesos, mientras que la Suzuki está en 99,990 pesos (al mes de julio de 2018).

Otro detalle importante es que la BMW es ligeramente más alta (835 mm) y ancha, por lo que es ideal si eres alto, en el caso de Suzuki el asiento está a 800 mm y tiene una construcción más esbelta. Así que, ahí están las opciones, y ¿tú cuál prefieres?

Fotos: José Luis Ruiz

Comentarios

comentarios