28 Sep Moto Guzzi V85 TT, una todo terreno para todos los días

Hace ya casi un año, Moto Guzzi presentó la V85 en el EICMA de Milán, una moto concepto con la que mostraba sus intenciones de regresar al segmento de las doble propósito con una moto de cilindrada media. Una máquina que, de hecho, llegó a las motos Top 10 de aquel salón. Diez meses después, por fin ha llegado la nueva Moto Guzzi V85 TT.

Si bien Moto Guzzi es una marca mucho más conocida por sus motos de calle con aspecto clásico, no le es ajeno el rodar fuera del asfalto, como lo demuestran las Lodola Regolarità 1957, la Stornello Regolarità 1962 o las V65 y V75 de mediados de los ochenta, con las que incluso participaron en el padre de todos los rallies campo traviesa: el París-Dakar.

La Moto Guzzi V85 TT llega para llenar el hueco que dejó la Stelvio (que sólo en Estados Unidos y Canadá) de la mano de una estética inspirada en las motos que corrieron en África durante los años ochenta. Como es costumbre en las motos de Mandello del Lario, el motor es una pieza central del diseño y en este caso se combina con un llamativo tanque de gasolina para lograr una apariencia impactante. A esto también ayuda, claro, que varios tubos del bastidor y protecciones estén pintados de un rojo vivo.

Por supuesto, la onda retro se queda en el aspecto, ya que la Moto Guzzi V85 TT  tiene todo el equipamiento que cabe esperar de una moto del siglo XXI, como un panel de instrumentos digital a color, navegación GPS, Bluetooth, ABS, faro de LED, etc. Por lo que vemos en la foto del panel de instrumentos, habrá algunos modos de manejo, aunque no sabemos cuántos, pues no se han dado a conocer todos los detalles -algo que seguramente ocurrirá en Intermot a principios de octubre-.

La Moto Guzzi V85 TT lleva un motor dos cilindros transversal de 850 cc enfriado por aire con 80 HP, cuya entrega de potencia está disponible desde bajas revoluciones -de acuerdo a la marca-, algo que siempre se agradece pero que resulta especialmente necesario cuando ruedas fuera del asfalto. Tampoco hay nada en concreto sobre la transmisión, aunque sabemos que es por cardán y lo más lógico es que tenga seis cambios.

El bastidor fue desarrollado de cero y está hecho de tubos de acero con el motor como elemento portante. Las suspensiones tienen recorridos largos, como debe ser en una moto que aspira a salir del asfalto, con una horquilla invertida en el frente y un amortiguador atrás que no va centrado, sino que se une al brazo derecho del basculante y el subchasís para facilitar el acceso a los ajustes del mismo.

Según Guzzi, la V85 TT tiene un tamaño accesible para accesible para pilotos de todo tamaño y experiencia, con una cintura angosta que permite libertad de movimiento y que promete ser muy cómoda para piloto y pasajero. Ya les contaremos más cuando Moto Guzzi suelte toda la sopa en Intermot 2018.

Comentarios

comentarios