Husqvarna-Vitpilen-401-Jose-Luis-Ruiz-4

24 Oct Husqvarna Vitpilen 401, la tercera semana de manejo

En la editorial de Motorette nos hemos repartido cada semana a la carismática Husqvarna Vitpilen 401 y esta semana le tocó a José Luis Ruiz, quien es el director de arte, o en otras palabras el que hace que se vean de lujo las fotos del portal y, sobre todo, las de la revista impresa. Pepe es un hombre práctico, de pocas palabras, pero exactas al explicar y nos da una un poco de sus vivencias en esta moto.

Husqvarna-Vitpilen-401-Jose-Luis-Ruiz-4

Pepe:

La Husqvarna Vitpilen 401 me pareció a simple vista una moto con un excelente diseño, muy fotogénica y bastante atractiva. Al salir a rodar en ella notaba que todas las miradas se dirigían hacía mi pues en verdad llama la atención… bueno, está bien, no me veían a mí, pero me sentí famoso arriba de ella.

La posición de manejo, sin embargo, no fue de mi agrado, en especial porque personalmente prefiero una posición más de confort como la que tendría en una moto doble propósito, y la Vitpilen presenta una posición más agresiva, que sin duda te hará ver bien, pero al menos a mi no me invita a recorrer grandes distancias con ella.

Husqvarna-Vitpilen-401-Jose-Luis-Ruiz-4

Debo confesarles que al igual que Gilberto (reporte de la segunda semana) ya no soy un chamaco y requiero algo de más comodidad, además cuando hago sesiones sencillas de fotos cargo con una mochila, por lo que la posición adelantada que brinda la Vitpilen te hace que llevarla sea algo incómodo. Además la verdad no veo el diseño limpio de esta moto con mochilas, eso sería aberrante, y el pequeño bolso en el tanque no solucionaba mi día, aunque tu teléfono y cartera pueden ir ahí y al estacionarte la quitas y listo.

El tamaño de la moto juega un punto a su favor en esta ciudad, pues resulta muy fácil moverse entre el tráfico, esto aunado al bajo peso la hacen realmente ágil, literalmente cabes en cualquier parte, de hecho en el ya existente tránsito pesado de motos que va en medio de los autos a horas pico, noté que la Vitpilen era ligeramente más esbelta (manubrio y espejos) que la Honda Cargo, esto ya te dice bastante de las dimensiones de la 401. Tal vez el único inconveniente de entrada sea la altura, ya que vas de puntas si mides menos de 1.75 mts, aunque al final te acostumbrarás, pero es raro estar así en una moto “chica”.

Con respecto al manejo y respuesta resulta una moto divertida, con buen torque y una caja de cambios precisa. Es decir se siente la velocidad y aceleración con un poco de movimiento en la mano derecha, una respuesta que también no solemos encontrar en estas cilindradas, pero aquí se nota la herencia de KTM y la familia Duke. La caja de cambios es suave y de un solo toque nada de estarte peleando con cada cambio o neutral y los frenos también sorprenden.

La Husqvarna Vitpilen 401 me dejó boquiabierto en cuanto a diseño, es algo impactante, y tal vez con un manubrio con una postura más elevada, como el de su hermana la Svartpilen, la mejorarían totalmente. Aunque, claro, eso iría contra el estilo de la moto, pero para eso tú serás el juez, ya que igual te fascina ir siempre “en ataque” (y como te las pasas en el gimnasio, las manos y brazos no te dolerán). Y yo, bueno, tal vez lo único que levanto es mi equipo fotográfico y uno que otro tarro cervecero.

-Primera semana con Pablo Olavarrieta Editor Web de Motorette
-Segunda semana con Gilberto Figueroa colaborador de Motorette

Comentarios

comentarios