12 Oct SIMM 2018, ¿hacia dónde se dirige?

La cultura de las expos de motor (ya sea de autos o motos) en México, se fue perdiendo con el paso de los años. En el caso de los autos, las pugnas entre marcas y de querer demostrar quién es mejor y tener el stand más grande, mataron el Autoshow; y en el caso de las motocicletas se notan las divisiones y sí, también una disputa entre el Salón Internacional de la Moto y Expo Moto, creando una división en lo que podría ser una mejor experiencia para el visitante.

 

Tal vez pienses que está muy bien la pista de motocross, el estilo libre, las pruebas de manejo, pero esto se ha venido haciendo los últimos seis años; sin embargo la innovación, la unión entre las marcas, la organización, la cultura de y hacia los motociclistas, no se vislumbra. Además, lo importante, las motos, la experiencia… Las novedades y lanzamientos son muy pocos, claro, salvo los modelos del año, pero a nivel internacional somos inexistentes.

 

Este año, BMW Motorrad presentó al público las nuevas F750 GS y F850 GS, además de la espectacular y morbosamente exclusiva HP4, que está por arriba del nivel de una WSBK. Indian Motorcycle dejó ver las FTR 1200 con las versiones que llegarán a México a principios del próximo año; Vento mostró una nueva familia llamada Hyper de motos urbanas, y Husqvarna presume sus Vitpilen y Svartpilen en sociedad. Otra que robó miradas fue la Honda CB1000R y su hermana pequeña la CB300R, dos motos que seguramente veremos en las calles gracias a un precio razonable.

 

Lo anterior es lo más rescatable entre las marcas más conocidas, y de las que no, me llamó la atención lo bien armadas que se ven las unidades de CF Moto con motos de mediana cilindrada e incluso cuatrimotos. Otra marca que te atrapará es Nuuv, marca china de scooter eléctricas con un diseño diferenciado, no estridente y muy atractivo.

 

Ya que toco el punto de lo eléctrico, pareciera ser que le trataron de dar mucho impulso a este tema en el SIMM, por eso abrieron un pabellón bastante grande con vehículos de dos y cuatro ruedas 100% eléctricos. Lástima que vimos poca gente visitando esta zona.

 

Como amante de las motos, tengo que reconocer el esfuerzo que hacen algunas marcas para que sus espacios no se vean como pisos de ventas sino que invierten dinero y creatividad para atraer a los visitantes y dejarles un buen sabor de boca. Por el otro lado, hay marcas que solamente ponen una alfombra y sus productos. Hay de todo y para todos los gustos aunque sí, no niego el hecho de querer más espectacularidad en los stands y presentaciones.

 

Por su parte, Royal Enfield aparece por primera vez en el SIMM dándonos a entender su llegada y permanencia en el país. Nos hubiera encantado ver sus nuevas “Twins”, la Interceptor 650 y Continental GT 650 pero desafortunadamente no llegaron. Habrá que ir a verlas a sus agencias en las próximas semanas.

En fin, ha sido un SIMM muy parecido a los años anteriores, con pocas presentaciones y sin todas -o la mayoría- de las marcas,  con viejos y nuevos amigos que hacen el esfuerzo por darse a conocer y acercar sus empresas y productos a los clientes. A todos ellos, gracias. Nos vemos el siguiente año.

Fotos: HAKU ZAI

Comentarios

comentarios