16 Oct Michael Blast Greaser, que así sea el futuro

Gracias a un conocido que tenemos en Motorette y que trabaja en una agencia de RP, nos llegó un peculiar ofrecimiento para probar una bicicleta, pero no cualquiera, sino una eléctrica. Debo confesarles que el ciclismo me gusta mucho y lo practico, bueno, tal vez ya no como hace 20 años pero lo sigo haciendo. La cosa es que hace unos años pude manejar una bici plegable eléctrica, algo incomoda y con componentes malos, pero que me sorprendió el acelerador eléctrico.

Michael Blast Greaser

Michael Blast Greaser, gran experiencia de manejo con mucho estilo

Además, como ustedes pueden ver en las fotos, la bicicleta Michael Blast es realmente atractiva con un toque plenamente retro, inspirada en las primeras motos que existieron, que básicamente eran el cuadro de una bici con un motor montado en el cuadro, y de ahí comenzaron a evolucionar. Por todo lo anterior esperaba con ansias su llegada a casa.

1918-Harley-Davidson-board-track-racer

1918-Harley-Davidson-board-track-racer

El día llegó, la bajaron de un camión y me sorprendió, ya que es inmensa (214 cm de largo), hace ver para niños una rodada 26. Las llantas son masivas (26’x 3.00) y el nivel de acabados en el cuadro y detalles la hacen especial. Entrando en la parte mecánica noté el grupo Shimano Acera MF de siete velocidades. La estrella delantera es de 14-34; atrás encontramos una “mega range” y un eje rueda libre de “cassette”. Los frenos son hidráulicos, firmados por Tektro y cuentan con un tacto suave y una potencia muy buena.

Michael Blast Greaser

La Greaser resultó ser muy ágil en la ciudad

En el momento de la entrega me dieron la explicación y presumieron la batería Samsung de ion-litio de 48 Volts, que traducido a la potencia y velocidad es de 500 W y alrededor de 36 km/h. En cuanto a autonomía, se supone que puede ofrecer hasta 50 km con una carga, pero ya sabes, depende del tipo de uso que le vayas dando. Y por último, un dato muy importante, el peso, que se queda en el rango de los 28 kg, gracias al cuadro de aluminio.

Michael Blast Greaser

Esta pequeña pantalla nos da la información de la potencia, carga y velocidad

¿Y qué se siente manejar esto?

La Greaser es extrañamente cómoda, y esto te lo digo porque a primera impresión no lo parece, lo único a lo que te acostumbrarás en poco tiempo es al manejo con el manubrio bajo, pero eso pasará rápido. Se siente pesada al principio, pero también es algo que sobrepasarás pronto. El asiento de resortes es de lo mejor, por eso los panaderos de antaño lo traían :D… y puedes montarla por horas sin cansancio.

Michael Blast Greaser

Muchas horas seguidas rodando sin cansarte

Esta bicicleta cuenta con tres modos de manejo: el primero es el Convencional, es decir, con todo el poder de tus piernas, donde gracias a las siete velocidades puedes arrancar desde abajo sin mucho esfuerzo, aunque de subida posiblemente te acalambres. Luego tenemos el Modo Asistido, donde al dar un par de pedaleadas se activa el motor eléctrico y reduce el esfuerzo, por lo que alcanzarás velocidad pronto. Si dejas de pedalear, el motor se desactiva y puedes planear un rato.

Por último, está el modo plenamente eléctrico, ya sabes, no te esfuerces en nada y que la tecnología haga todo por ti. Basta con accionar una pequeña palanca en la parte izquierda del manubrio y comenzarás a rodar hasta llegar a los 35 km/h, aunque bien podrían ser más.

Michael Blast Greaser

Solo falta agregar unos cuantos accesorios para redondear el aspecto hipster de la Greaser

La experiencia de manejo comienza desde ser un imán de miradas en la calle, ya sea de los transeúntes hasta los autos que se alinean a preguntar. Cuando llegó la bici a mis manos, tenía un 90% de carga y la tuve por una semana, los primeros dos días la lluvia no me dejó rodar mucho pero al tercer día no me importó y a darle, aproveché el pedaleo asistido, lo que hacía que ir en las estrellas bajas fuera cómodo y poco cansado. La bici se mueve como cualquier otra y las tremendas llantas hacen las labores de una suspensión, ya que como puedes ver no trae. Los neumáticos y el asiento de resortes te evitan la mayoría de las constantes imperfecciones del camino y eso es muy bueno.

Michael Blast Greaser

De los mejores… y más caros grupos de Shimano

El primer día de rodar fue ligero, por lo que el nivel de la batería apenas disminuyó; pero llegaría el día de una prueba real, con un trayecto urbano de unos 20 km, distancia que en general es la que realizamos al ir a nuestro trabajo en las grandes ciudades. Debo de decirles que esa misma distancia la he hecho en auto, moto y bicicleta normal; en la bici hacía unos 40 minutos, en la moto poco menos de media hora y en auto me tocó hacer 1:50 horas, y sí, ese es el infierno del tránsito diario.

Michael Blast Greaser

¿A qué logo se parecerá?

Con la Greaser, desde que salí de casa usé el modo 100% eléctrico, y si bien no tiene un arranque que te haga hacer un caballito, sí es mayor al de un ciclista promedio. Tomé calles secundarias hasta llegar a la ciclo pista y a darle rienda suelta a la palanca de acelerador. El peso de la bici y las llantas le dan mucha estabilidad en línea recta y las curvas las puedes tomar a velocidad considerable; los frenos son realmente potentes y en una frenada de pánico rechinarán las llantas como en una moto o auto, esto también en parte por un compuesto entre medio y suave de los neumáticos.

Michael Blast Greaser

Va con la ciudad

El tiempo de trayecto fue apenas mayor al de la moto, ya que se puede mantener una velocidad constante; que sigo insistiendo, podría ser mayor a los 35 km/h. En una parte del trayecto pasó algo extraño y es que en un cruce vial grande, un scooter (de esos chinos) se quedó dudando en dar vuelta o no y me obligó a hacer una maniobra para rebasarlo. Luego, a este individuo no le causó gracia y aceleró, logrando rebasarme pero el escándalo de su caja de cambios CVT solo me causó lástima al ver cómo torturaba su pequeña máquina, mientras que yo iba en silencio y cómodo en mi bicicleta.

Michael Blast Greaser

Y justo esto es lo que me hizo pensar que si así es el futuro de la movilidad eléctrica, pues adelante, ya que el torque que brindan estas mecánicas no le pide mucho a los grandes bloques de alta cilindrada de las motos, claro, extrañaremos el olor a gasolina y ruido de un motor llegando a las 15.000 rpm, pero no lo podemos tener todo en la vida. Es un hecho que esta bici es cara, pero la tecnología se abaratará con los años, a la par que el rendimiento se incrementará, así que creo que estamos en el proceso de cambio de algo realmente interesante, y una bici que te hace sentir en la ciudad como en una moto de baja cilindrada es la muestra.

Para saber más: https://www.facebook.com/kirimx/

Comentarios

comentarios