19 Oct MV Agusta F4 Claudio, la última y nos vamos

Hay motos que sabes que te van a conquistar incluso antes de verlas. Y eso fue justo lo que nos pasó cuando nos llegó el comunicado de prensa de la nueva MV Agusta F4 Claudio. Una moto con la que la firma de Varese le rinde un homenaje al hombre que hizo posible esta máquina contra todo pronóstico: Claudio Castiglioni. Por eso, en cuanto vimos que la más reciente F4 llevaba el nombre de su “padre”, supimos que tenía que tratarse de algo muy especial.

Si no seguías muy de cerca el mundo del motociclismo a finales de los noventa, tal vez no sepas que -tras su presentación en el EICMA de 1997-, muchísima gente dudó que la MV Agusta F4 viera la luz. Simplemente, pensaban que la firma de Varese no tenía ni el conocimiento técnico ni el dinero para llevar a cabo una idea sumamente ambiciosa: crear una moto de calle que se sintiera como una de las 500 cc que en aquel entonces competían en MotoGP.

De hecho, no fue sino hasta un par de años después, en 1999, cuando la F4 llegó a las calles con un carenado espectacular, creación de Massimo Tamburini, y unas prestaciones de infarto, como una velocidad punta de más de 265 km/h. En pocas palabras, se trataba de una máquina como ninguna otra; una moto que representaba la materialización del sueño de uno de los grandes del motociclismo y que marcó un antes y un después para las motos deportivas. Ahora, a siete años del fallecimiento de Castiglioni, la firma de Varese le rinde un merecidísimo homenaje con la MV Agusta F4 Claudio.

Pura sangre

Sabes que la cosa va en serio cuando la máquina en la que está basada es la F4 RC, la cual fue desarrollada en paralelo con la que compite en el Mundial de Superbike. Cuando la MV Agusta F4 Claudio está configurada para la pista, la potencia es de 212 HP a 13,450 rpm y el torque alcanza las 85 lb-pie a 9,500 vueltas; pero si quieres rodar por la calle, tendrás que conformarte con “solo” 205 HP. Del sonido en la pista se encarga un impresionante sistema de escape dual de titanio firmado por SC-Project, el cual no se puede usar en la calle (al menos en Europa, seguro que aquí les da igual).


La electrónica de la MV Agusta F4 Claudio viene directamente de la que se ha desarrollado para el Mundial de SBK. Hay cuatro mapas para el motor, los cuales puedes elegir instantáneamente usando unos botones desarrollados exclusivamente para esta moto. A los modos de manejo Normal, Sport y Rain le sumaron uno Custom en el que puedes personalizar a tu gusto parámetros como la respuesta del acelerador o el freno del motor. También hay un control de tracción de ocho niveles que promete funcionar en cualquier condición, desde la pista más mojada y resbaladiza hasta una donde la moto se agarra como político al hueso.

Otra característica de la MV Agusta F4 Claudio es un panel de instrumentos AIM con adquisición de datos y GPS integrado que permite monitorear el comportamiento dinámico de la moto, especialmente en la pista, para saber qué estás haciendo en cada momento. Esta moto es una verdadera sílfide, pues cuando está más pesada, la báscula marca 183 kilos, pero cuando entras a la pista con el escape de titanio, la F4 Claudio pesa solo 175 kilos.


Solo lo mejor

La elección de materiales para la MV Agusta F4 Claudio es impresionante, pues encontramos titanio, fibra de carbono y aleaciones ligeras que mantienen bajo el peso. Todo el carenado está hecho en fibra de carbono, con un patrón que alterna zonas brillantes con mates. El cual, no está de más decirlo, es casi tan sexy como Monica Bellucci. Vamos que incluso las salpicaderas, el asiento del pasajero y los rines BST están fabricados en este ligero material. Para la tornillería usaron titanio y para la mayoría de los elementos funcionales, como los posapies o las manijas, escogieron aluminio mecanizado.


En cuanto a los frenos, en el eje delantero utiliza lo mejor que tiene Brembo en sistemas de cuatro pistones con los calipers Stylema (que también monta la Ducati Panigale V4) y dos discos de 320mm. Atrás hay un disco de 210mm, ahora con caliper Nissin, pero también de cuatro pistones. El ABS es Bosch 9 Plus, lo cual quiere decir que hay un modo de carreras y función anti-caballito.

La suspensión Öhlins también es de lo mejor, por supuesto, y una horquilla invertida delantera de 43mm con ajuste separado de compresión (izquierda) y rebote (derecha), la cual también se puede ajustar en precarga, claro. Esto también aplica para el monoamortiguador TTX36 con depósito de reserva que se encarga de absorber las irregularidades del camino para el eje trasero.


Las llantas de la MV Agusta F4 Claudio no son cualquier cosa, obviamente, sino unas Pirelli Diablo Supercorsa en medidas 120/70 ZR17 al frente y 200/55 ZR17 atrás que llevan unas líneas doradas en los costados, una solución exclusiva para esta moto que hace juego con los vivos en ese color que hay en el carenado.

Como seguramente ya les ha quedado claro, en la firma de Varese son fans de las ediciones limitadas (Lewis Hamilton sabe algo al respecto) y, obviamente, la MV Agusta F4 Claudio no es la excepción. Se construirán solamente 100 unidades y cada una tendrá un precio de 1,8500,000 pesos. ¿Elevado? Sin duda, pero no solo se trata de la moto con la MV Agusta rinde homenaje a Claudio Castiglioni, también es con la que despiden la producción de la F4. 

Especificaciones

Motor 4 cil, 998cc, enfriado por líquido
Potencia 212/205 HP y 85 lb-pie
Transmisión 6 velocidades, por cadena
Suspensión Öhlins, horquilla invertida y monoamortiguador
Tanque 17 litros

Si quieres una MV Agusta, échales un ojo en DLG Motoart

Comentarios

comentarios