22 Feb BMW S1000XR: ser o no ser, he ahí el dilema…

“Una motocicleta con el rendimiento dinámico que se espera de una moto de carreras, la posición vertical del asiento propia de una Adventure y la resistencia de una Tourer. La BMW S1000XR combina los mejores aspectos de estos mundos para crear la primera moto deportiva de aventura de BMW: perfecta para cualquiera que busque prestaciones elevadas y confort en una única moto”. Esto dice BMW Motorrad en su página de internet sin embargo hay algo en la S1000XR que me sigue diciendo que es una motocicleta de doble propósito con el tamaño de rines y llantas equivocadas.

Ya anteriormente en Motorette.mx habíamos ayudado a Isaac a elegir entre la S1000XR o una R1200GS y eligió la primera sin embargo, nosotros queríamos constatar el por qué de su decisión. Podemos decir que la S1000XR es excepcional, y eso es exactamente lo que transmite su imagen. Con su síntesis de deportividad, touring y aventura, también combina las características estéticas y las cualidades de cada una de estas categorías, lo que la convierte en una moto diferente en todos sentidos. En su página web, BMW Motorrad asegura que “El frontal Splitface de la BMW S1000RR, con su forma deportiva y característica, enfatiza la influencia que recibe de las superdeportivas, en tanto que su característica flyline, su pico y el recorrido relativamente largo del amortiguador, reflejan el aspecto y la ergonomía de la serie GS”. Y sí, llama mucho la atención a su paso… el diseño es espectacular.

BMW S1000XR

 

Mi motocicleta de pruebas estaba equipada hasta los dientes es decir, tenía la configuración Premium. Frenos ABS, Dynamic ESA (Electronic Suspension Adjustment), ASC (Control Automático de Estabilidad), DTC (Dynamic Traction Control), control crucero, cambio de engranaje Assist Pro y un paquete de preparación GPS. Solamente le faltaron los puños calefactables pero seamos honestos, ¿en verdad lo necesitamos? El potente motor de cuatro cilindros entrega una sobrada potencia de 160Hp a 11,000 rpm y un par máximo de 112Nm a 9,250 rpm. Pero es algo más que simplemente emociones deportivas lo que impresiona en la S1000XR, sin duda la tecnología, el elevado nivel de confort y la seguridad que nos vuelve más rápidos y seguros a la hora de manejarla. Y qué decir de sus modos de conducción “Rain” y “Road“, lo que le permite al conductor adaptarla de forma óptima a las condiciones de manejo. El sistema ASC (Control de tracción) de serie garantiza un elevado nivel de seguridad basado en una tracción óptima.

Mientras que la altura del asiento y la apariencia pueden asemejar a los de una motocicleta doble propósito como la Multistrada o la 1190 Adventure, hay una gran cantidad de hardware pensado para una moto deportiva estándar. Esta moto tiene cadena de transmisión y una caja de cambios de seis velocidades. El neumático trasero es un Pirelli Diablo Rosso 190 / 55ZR17 y su compañero en la parte delantera es un 120 / 70ZR17, aspecto que la hace todavía mejor sobre todo hablando de una moto stock. Aquí BMW no se ahorró unos centavos poniéndole unas llantas duras y de uso más comercial. Se agradece y muestra su carácter único y diferente.

BMW S1000XR

 

Como moto deportiva de aventura, la S1000XR es enormemente versátil por naturaleza, y puede adquirirse con una amplia gama de extras opcionales para adaptarla a la perfección a las preferencias individuales del piloto. Los paquetes de equipamiento “Dinámico” y “Touring” ofrecen útiles conjuntos de extras individuales que pueden hacer que la motocicleta resulte aún más dinámica y cómoda para adaptarse a los gustos y al estilo de conducción de cada conductor. Un detalle que no me gustó fue su pantalla de LCD que más allá de ir con el look moderno y caro que veníamos viendo en toda la moto, le da un toque retro y poco funcional. Incluso motos de menor cilindrada y de segmentos enfocados en el trabajo lo tienen más llamativo.

El potente motor de cuatro cilindros entrega una sobrada potencia de 160Hp a 11,000 rpm y un par máximo de 112Nm a 9,250 rpm. Pero es algo más que simplemente emociones deportivas lo que impresiona en la S1000XR.

 

Resumiendo, la S1000XR es capaz de todo: desde lanzarse por sinuosas carreteras, cruzar el tráfico citadino a cualquier hora del día, hasta realizar viajes cargada de equipaje. Ya lo dijimos antes, se ve como una motocicleta doble propósito con las ruedas equivocadas, tiene un cuadro diferente a sus hermanas de la línea S sin llegar a ser una GS, justo para ser muy veloz y cómoda a la vez. Fue raro adaptarme a la posición de manejo pero una vez que mi cuerpo se acostumbró, fue difícil separarme de esta notable pieza de ingeniería. Sin duda la voy a extrañar porque ha sido la primera vez que una moto me ha transmitido una gran potencia pero entregada de forma segura. Bien Isaac, excelente decisión llevarte ésta y no la R1200GS.

Fotos: José Luis Ruiz

Comentarios

comentarios



instagram default popup image round
Follow Me
502k 100k 3 month ago
Share