21 Abr Suzuki GSX-S750: doble personalidad

“Tecnología deportiva con un poderoso diseño que impone respeto”. Este mensaje es lo primero que aparece cuando entras a la página web de Suzuki y con el que estamos completamente de acuerdo. La GSX-S750 transmite pureza por donde quiera que la veas y cuando la manejas, te sorprende lo bien lograda que está.

Lo primero que llamó nuestra atención fue el diseño, que a pesar de ser una naked deportiva como ya hay muchas en el mercado, esta Suzuki tiene esos detalles finos y clásicos que nunca pasan de moda desde la salida de su hermana mayor, la GSX-R allá por 1985. Y más porque nuestra moto de prueba era blanca, así que ningún color estrambótico era el culpable de voltearla a ver sino la moto en sí. Podemos compararla con la Kawasaki Z800 (que manejamos hace unos meses y te dejamos la nota aquí), o la Yamaha FZ-09, también con un look bastante moderno y agresivo que atrae las miradas de cualquiera en un segmento muy competido de cilindradas medias.

 

Suzuki GSX S750

Esta versión está más enfocada a lo urbano y de pronto alguna salida a carretera. Le falta esa explosión de potencia al acelerar que te mantiene atento y bien agarrado del manillar. 

Claramente tenemos frente a nosotros una motocicleta deportiva pero no tan extrema como la mítica GSX-R750; más bien está enfocada a ser cómoda y ágil en la ciudad y divertida cuando sale a carretera. Nos sorprendió lo suave que resulta, primero porque el motor de cuatro cilindros y 749cc enfriado por líquido vibra muy poco y el torque aparece desde muy abajo; segundo porque los escapes son silenciosos debajo de las 4,500rpm y después comienzan a emitir un bramido ronco bastante agradable que nos incita a seguir girando la muñeca hasta llegar a las 10 mil revoluciones (ahí nos damos cuenta de lo bien logrado que está el motor); tercero porque la caja de cambios parece estar llena de mantequilla y al subir o bajar de marcha no golpea como en otras motocicletas, lo cual se agradece; y cuarto porque el chasis te permite jugar con las piernas y caderas haciendo más fácil evitar coladeras y esos obstáculos con los que nos enfrentamos todo el tiempo en las grandes ciudades. Por el contrario, el escape en la parte baja es tan grande que pega en todos los topes y hay que tener cuidado.

El panel de instrumentos es básico pero eficiente, con un tacómetro grande del lado izquierdo y una pantalla de LCD al derecho que muestra el velocímetro digital e indicador de posición de marcha en dígitos grandes. La suspensión delantera es una horquilla telescópica invertida, y la trasera monta un monoamortiguador hidráulico con resorte ajustable. Éste es un punto a su favor, ya que su agilidad se percibe desde los primeros momentos. Algo que la marca -al menos aquí en México- grita a los cuatro vientos es que tiene ABS, lo cual esperaríamos en una motocicleta de estas capacidades y precio, por ello no entendemos por qué lo detallan tanto. Pero bueno, en resumidas cuentas tenemos una moto ágil y cómoda, muy maniobrable aunque eso sí, la respuesta del motor no es la misma que en sus contrincantes japonesas, ya que como dijimos, esta versión está más enfocada a lo urbano y de pronto alguna salida a carretera. Le falta esa explosión de potencia al acelerar que te mantiene bien agarrado del manillar.

 

Suzuki GSX-S750

Cabe mencionar que el consumo de combustible en esta Suzuki GSX-S750 es elevado y es justo por las relaciones de la caja de velocidades. Por ejemplo, en sexta velocidad, a 110Km/h vamos rozando las 4,200rpm. Claro, esto ayuda a tener siempre el torque contigo pero el consumo se ve afectado. Sería interesante contar con una opción para modificar los modos de manejo es decir, poder ajustar la computadora y mover el torque/potencia del motor (aunque no sabemos si este veterano bloque pueda llevarlo a cabo), así como la suspensión y frenos. También por el precio no estaría nada mal contar con ello. Y para cerrar el párrafo de las críticas, las molduras cromadas en el enorme tubo de escape no se ven bien. Según nos dijeron, son accesorios extras que en este caso, a nuestra percepción, sobran porque hoy en día los acabados mate o aluminio cepillado son la tendencia, no el cromo, además de los escapes cortos que ya se ven más seguido.

Nuestra experiencia con la Suzuki GSX-S750 tuvo ambos escenarios, una ciudad de México llena de autos, tráfico y baches y por otro lado, una salida a carretera a primeras horas de la mañana buscando el amanecer y la mejor toma, rodando casi 300 kilómetros. Nos gustó mucho la suavidad  con la que se maneja; su diseño es mejor en vivo que en las fotos que había visto en la página de Suzuki días antes de pasar por ella y la orientación que le dan, más a lo urbano que a lo deportivo, es un gran acierto que los clientes novatos agradecerán a la marca. ¿La recomendamos en Motorette.mx? Sí, definitivamente… es una motocicleta ágil, perfecta para los conductores no tan principiantes que se mueven más en la ciudad.

 

Especificaciones

Motor de 4 cilindros en línea, cuatro tiempos, refrigeración líquida, doble árbol de levas y 106Hp.

Transmisión de 6 velocidades. Cadena.

Suspensión delantera con horquilla telescópica invertida y trasera con monoamortiguador hidráulico.

Frenos delanteros de doble disco ventilado con sistema ABS y traseros de disco sencillo ventilado con ABS.

Tanque combustible de 17.5 litros.

Peso 213kg.

Precio: $154,990

www.suzuki.com.mx

Fotos: José Luis Ruiz

 

Comentarios

comentarios



instagram default popup image round
Follow Me
502k 100k 3 month ago
Share