12 Oct BMW R nineT Scrambler: la todoterreno elegante

Los héroes de acción la condujeron en películas, innumerables pilotos aficionados la usan para participar en carreras de montaña y playas: la Scrambler es la motocicleta de su elección. Con neumáticos todoterreno, tubo de escape elevado, mayor recorrido en la suspensión y la cómoda posición de manejo, las Scrambler de los años cincuenta hasta los sesenta permitían que sus con-ductores disfrutaran al máximo, ya sea en carreteras sinuosas o por pistas de terracería, al margen de los caminos asfaltados. Por lo tanto, estas motocicletas tenían un espectro más amplio.

Las motocicletas tipo Scrambler también están arraigadas en la historia de BMW Motorrad. Concretamente, BMW presentó la R68 en el salón de la motocicleta IFMA en Frankfurt, en 1951, una motocicleta provista de un sistema de escape dos en uno montado de forma elevada, que usaba el legendario piloto Schorsch Meier para competir en carreras. Mientras que el equipamiento de serie de la R68 incluía un escape convencional montado de manera tradicional, BMW Motorrad ofrecía ya en aquella época un escape elevado a modo de accesorio especial. Hasta el día de hoy hay propietarios que poseen una de estas valiosas clásicas de la marca bávara, y que optan por proveerlas de un escape al más puro estilo Scrambler para hacerlas más puristas.

Ahora, esta R nineT Scrambler consigue revivir de manera muy especial la era de las clásicas Scrambler. Y lo hace con todo lo que caracteriza a un tipo de motocicleta definida a través de un espíritu especial, creada para entusiastas de las motocicletas puristas, con lo indispensable, amantes de lo diferente. Todo ello, combinado con la avanzada tecnología y la impecable calidad de BMW. La Scrambler, junto con la R nineT Roadster, crean el mundo BMW Motorrad Heritage que crece año con año con la línea R nineT.

Poderoso motor bóxer.

La nueva Scrambler apuesta por el clásico y potente motor bóxer refrigerado por aire, que desde hace más de nueve décadas es inconfundible sinónimo de diseño, gran par y sonido inconfundible. Son 1,170 cc con una potencia máxima de 110hp a 7,750 rpm, y su par máximo es de 116 Nm a 6,000 rpm.

Scrambler dinámica.

Tal como ya lo hizo con la R nineT, BMW Motorrad ofrece la posibilidad a numerosos amantes de las motocicletas de modificar creativamente su Scrambler, según sus preferencias personales. La gama de posibles modificaciones incluye la posibilidad de solicitar accesorios originales, componentes y accesorios ofrecidos por terceros. De esta manera es posible crear una motocicleta única. Los dos tubos de escape superpuestos de elevada línea acentúan el carácter clásico de la Scrambler. Los tubos están muy cerca del cuerpo de la motocicleta, acentuando así su imagen esbelta. Con este escape, el motor bóxer entrega su inconfundible sonoridad, aunque, al mismo tiempo, respeta normas de niveles de ruido.

 

Numerosas posibilidades de diferenciación.

El alto grado de personalización se debe al chasis, tal como también se explica en el caso de la R nineT Roadster. El chasis tubular de acero, especialmente desarrollado para este modelo, incluye al motor bóxer como elemento portante. El colín para el pasajero es desmontable, por ello la moto permite elegir entre una estructura para una o dos personas. En este último caso, la imagen estética de la R nineT Scrambler tiene una apariencia más clásica. Dado que es una moto de comportamiento dinámico y deportivo, la geometría del chasis favorece la maniobrabilidad para disfrutar de su conducción en carreteras sinuosas o en la ciudad.

Ergonomía óptima.

Al conducir una Scrambler, lo usual es que se asuma una postura erguida, relajada y cómoda. Por lo tanto, se redefinió el triángulo ergonómico, constituido por los puños del manillar, la superficie del asiento y los estribos. En comparación con la R nineT, el manillar es más alto, el asiento es ligeramente menos revestido, mientras que los estribos se encuentran algo más bajos y atrás, lo que redunda en una postura que permite conducir muy relajadamente.

Diseño purista, amor por los detalles.

La nueva R nineT Scrambler tiene un definido estilo clásico, sin importar si tiene los rines de fundición ligera de serie, o si está equipada con los rines opcionales de radios cruzados. Una de las metas principales que tuvieron que alcanzar los diseñadores consistió en reducir el equipamiento de la motocicleta a lo mínimo posible, para realzar su carácter purista.

El faro redondo le confiere un aire de libertad, gran aplomo y soltura, mientras que el velocímetro analógico se rige por la simpleza del estilo clásico que imperó durante toda la fase de desarrollo de la Scrambler de BMW. El depósito de acero de 17 litros y la placa de aluminio montada en el lado derecho, por encima de la entrada de aire, que lleva el distintivo R nineT, llaman la atención de inmediato.

La gran calidad de los acabados salta a la vista en muchos detalles de la motocicleta que se incorpora al mundo BMW Motorrad Heritage. Por ejemplo, las finas piezas forjadas de aluminio con superficies granuladas con partículas de cristal y, a continuación, sometidas a un tratamiento de anodizado natural, o -también- las abrazaderas de aluminio del manillar de estructura cónica del mismo metal, que llevan las siglas estampadas de BMW Motorrad. El cuidadoso acabado y el uso de excelentes materiales también se puede apreciar en el asiento de forma entallada y de diseño de cuero envejecido, con llamativos zurcidos de color Saddle Brown.

La nueva BMW R nineT Scrambler es de color Monolith metalizado mate. La clásica y purista elegancia se realza mediante diversos componentes de color negro, entre ellos, el chasis, el basculante, los rines, los tubos de la horquilla y el bloque del motor.

Especificaciones

Motor         Boxer de 1,170cc, refrigerado por aire, cuatro tiempos

Potencia    110hp a 7,750 rpm

Torque       116Nm a 6,000rpm

Transmisión de 6 velocidades, cardán

Suspensión delantera con horquilla telescópica y trasera basculante monobrazo con

sistema paralever

Peso 220Kg

Tanque de combustible 17 litros

Precio       Desde  245 mil 900 pesos

Fotos: José Luis Ruiz

Y para tener una mejor y más precisa opinión, le dimos la Scrambler a uno de nuestros embajadores #Motoretteclub, Isaac Carreón, motociclista experto y dueño de varias motocicletas BMW a lo largo de su vida. Ésta es su opinión de la R nineT Scrambler:

Es domingo y suele ser momento de salir a rodar a Valle de Bravo, Malinalco o cualquier otro espacio dentro de nuestro país que te deje esa sensación de estar desayunando lejos de nuestra ciudad. Pero hoy no, no se organizó nada para salir y lo que queda es pasear en la ciudad, ir por un café con un cuerno, sentir el olor a tierra mojada porque llovió toda la noche y al final elegí como medio de transporte la nueva R-nineT Scrambler.

Seré simple: creemos que por verse igual se maneja y se siente idéntica pero NO. Es otra moto, desde una altura rotundamente distinta, -es más alta-, hasta unas llantas con un diámetro más amplio y por consecuencia, un manejo diferente. A veces crees que por tener el mismo motor y prácticamente el mismo diseño puedes hacer lo mismo que con su hermana Roadster pero aquí es diferente. Es una moto que enamora por su equipamiento, un manejo menos articulado, es decir, se mueve con un poco menos de agilidad que la Roadster, sin dejar de ser una moto precisa. Es más cómoda y con el tamaño de sus llantas menos propensa a una mala jugada de las calles de nuestra ciudad.

Si la Roadster ya era una moto simple en sus instrumentos, con ésta lograron hacerlo más simple. Ahora ni tacómetro tiene; tienes que sentir y aprender de la moto para conocer sus límites y detalles. Es una moto de la que debes aprender -y ella de ti- para sacar el máximo.

No pude evitar llevarla a la tierra. Sus llantas de gajos y suspensión más elevada me lo pedía. Evidentemente no es una GS pero tiene una maniobrabilidad buena; tracciona perfectamente y sus llantas son una sonrisa al momento de abrir el gas y dejarte ir en los terrenos sinuosos. Agradeces de no tener los controles de las GS; vives una moto más libre y briosa, con la fuerza de las piernas y caderas puedes darle un manejo divertido.

Por último pero no menos importante, cuando salí este domingo a rodar reviví la sensación que solo este tipo de motos BMW da. El robo de las miradas de quienes te ven es increíble. ¿Será por sus hermosas llantas de gajos que desentona con el asfalto? ¿Será su poco discreto sonido de escape? Yo creo que no, es su forma y su logo de BMW el que te traslada a unos años de tradición y diseño, como si se tratara de una moto para un piloto de la fuerza aérea que regresa de la base a su casa en una moto. Una imagen de película.

Por: Isaac Carreón

Fotos José Luis Ruiz

Comentarios

comentarios



instagram default popup image round
Follow Me
502k 100k 3 month ago
Share