14 Nov Nexx X.Vilitur, apuestan por lo modular

Dice el dicho que en gustos se rompen géneros y esto es algo que se aplica perfectamente al mundo de los cascos. Hay muchos factores que conforman la decisión de cómo elegir un casco: estilo, seguridad, precio, comodidad. En fin, que hay tantos cascos como cabezas. Pero hoy les queremos platicar del Nexx X.Vilitur, la más reciente creación de esta firma portuguesa.

En lo personal, como yo uso lentes prefiero los cascos modulares, por eso es que el nuevo Nexx X.Vilitur me llamó la atención. Otro detalle es que yo estoy muy cabezón y este casco tiene incluso talla XXXL (empiezan en XXS), con tres diferentes calotas para que quienes usen tallas chicas no parezcan la hormiga atómica.

En cuanto a los materiales de la calota, hay de dos sopas, de X-Matrix Shell (una mezcla de fibra de vidrio multiaxial, fibras orgánicas 3D y kevlar, fibras de aramida especiales y refuerzos de carbono) con un peso de +/- 1,625 gramos) o de fibra de carbono (+/- 1,550 gramos). Como se trata de un casco touring, la marca afirma que el diseño ayuda a reducir la fatiga en viajes largos gracias a su aerodinámica.

Luces, cámara…

Si te gusta grabar mientras ruedas, viene con soportes para la cámara en la parte superior y en el costado, los cuales se pueden desmontar cuando no los necesites. Por supuesto, tiene integradas unas gafas oscuras -algo básico cuando usas lentes-, la mica de lexan viene preparada para ponerle pinlock (y que no se empañe). Además, el Nexx X.Vilitur está homologado para circular cerrado o abierto.

Para que no sudes tanto, el Nexx X.Vilitur tiene una entrada de aire en la parte superior y dos salidas posteriores; además, lleva una ventila en la barbilla que puedes abrir o cerrar. El interior y laterales son es removibles, antialérgicos y antisudor, aunque te recomendamos lavarlos de vez en cuando.

Según la marca, el Nexx X.Vilitur es muy silencioso gracias al diseño de la calota y al sellado de goma alrededor de la visera y máscara; además de la cubierta de la barbilla y unas almohadillas que van bajo el cierre del casco (micrométrico en acero inoxidable, por cierto).

Por último pero no por ello menos importante, está preparado para el sistema de intercomunicación NEXX X.COM 2, un plus que aprecian bastante quienes salen en viajes largos por carretera. En cuanto al precio arranca en 400 euros para el de fibra de vidrio y de 550 euros para el de fibra de carbono.

Comentarios

comentarios