20 Dec Vespa, se hace parte de ti

Sin dudas una moto es una máquina muy personal, y tú que lees esto seguro que si tienes una le pusiste un apodo o la personalizaste desde una calcomanía hasta algo en el carenado, se convierte en un personaje que te gusta presumir, pero en el caso de la Vespa va más allá, no como una moto que te lleve a viajes extremadamente largos o complicados los fines de semana, sino que se hace tu cómplice en el momento que la necesitas más, es decir el día a día.

Lo anterior es justo lo que nos ha pasado en Motorette, y por ello nos hemos tardado en darles nuestro primer reporte, porque la verdad no sabía cómo hacerlo, las demás motos de prueba las llevamos a locaciones, pero en este caso es el transporte a la oficina en las mañanas y tardes, o para ir a la tienda, a lugares en la ciudad y en fines de semana ir a hacer las compras del mandado, sí, así hemos estado, viéndola como nuestra y ¿saben?, ha sido un gusto.

Sobra ya decir que la Vespa Clásica es el modelo de entrada, con un pequeño motor carburado de 150 cc que genera 10 hp y un par motor de 8.5 lb-pie, sí, nos gustaría que fuera más y sobre todo con la orografía que tiene la Ciudad de México con muchas subidas. La caja de cambios como casi siempre en un scooter es la CVT, que ya saben, es tan emocionante como ver un montón de piedras. Aunque por otra parte resulta ser cómoda para la ciudad y para solo ocuparte en manejar

En el punto de la potencia y aceleración gracias a la caja CVT, el arranque puede dejar atrás a las motocicletas de la misma cilindrada, por ejemplo a la incombustible Honda Cargo, aunque no esperes velocidades de infarto, tal vez con suerte llegues a 90 km/h, pero ya en plano largo, por lo regular irás a 60 km/h y de subida depende de tus kilos irás a unos 30 o 20 km/s. Lo anterior te hace ir más lento, en todos los sentidos, se te acaba la prisa vas divertido, si quieres cantando y de paso sabes que puedes pasar por el más mínimo espacio que dejen los autos y seguir adelante, y eso no saben cómo les molesta a las motos grandes cuando se quedan atrás y las “Vespilla” sigue y sigue.

La guantera y espacio de carga bajo el asiento son aptos para meter muchas cosas, y eso si eres mujer te encantará. Puedes hacer tus recorridos en pareja y la Vespa solo sufrirá en el arranque ya que puede desarrollar la misma velocidad en plano.

Obvio, la Vespa Clásica y el resto de sus hermanas (y todos los scooter) sufren en un pavimento malo, y ya ni les quiero decir cómo se siente un bache, pero esto no es culpa de la moto. El chasis monocasco permite más rigidez y durabilidad del conjunto, por lo que tu Vespa con los cuidados mínimos te acompañará muchos años.

Mientras hemos tenido la Vespa nos han prestado otras motos, y aun así para movilidad urbana preferimos esta pequeña moto, que te evita complicaciones y cumple con un toque de distinción que NINGÚN otro scooter tiene.

Pronto haremos un viaje medio largo en ella y les traeremos nuestra experiencia. La Vespa es lo que compras, un estilo de vida que se amolda a ti, siendo tal vez su único pecado un costo tan elevado ($ 68.500 pesos), pero así es la moda.

Comentarios

comentarios



instagram default popup image round
Follow Me
502k 100k 3 month ago
Share