23 Jan BMW R 1250 GS, continúa la historia

Posiblemente esta gama de motos no tenga una historia tan dilatada como la de sus competidoras, pero es un hecho que se ha convertido en un icono para la marca y el segmento, es la más vendida por BMW Motorrad y siempre ha destacado por la potencia y carga tecnológica para el manejo, haciéndola sencilla de manejar, y ese es justo el punto medular del gusto del mercado.

Pero, ¿saben?, el año pasado también se presentó en México la nueva 850 GS por lo que en un corto periodo tuve la oportunidad de manejarlas y la 1250 me dejó con un sabor agridulce en la boca. Para explicar mi punto debemos entender que más no siempre es mejor, y en el mundo del motociclismo (y de hecho en todo) se debería buscar lo práctico y dejar al lado lo superfluo de simplemente comprar un producto porque es caro y nuevo.

Apartado mecánico

BMW presume en esta R 1250 GS el nuevo sistema de control variable en el árbol de levas (ShiftCam) que aporta una mejor entrega de potencia en los regímenes altos y bajos del motor, por lo que en teoría tienes respuesta inmediata en el acelerador, y saben, sí es verdad, basta con un ligero movimiento de la mano derecha y el motor de 1254 cc te hace sentir los 136 hp y un par motor de 143 Nm en el rango de las 6.250 rpm.

La transmisión de potencia se lleva a cabo por cardán, otra de las señas de identidad de esta moto junto a al motor bóxer. La caja de cambios es manual de seis velocidades e incorpora la asistencia para realizar el cambio sin uso de clutch para arriba y abajo, suave cuanto vas acelerando con alegría, pero una patada (literal) si vas a bajas revoluciones.

Forma y función

En cuanto al diseño, no hay mucho que informar, como dicen por ahí, “si funciona pa´ que lo cambias”. Tal vez algunas formas más afiladas, colores y calcomanías según versión delatan al modelo. y es que realmente ofrece una postura perfecta de manejo, apta para viajes largos o ir de pie en la terracería. La pantalla del tablero cuenta con toda la información y se puede controlar desde el manillar izquierdo sin mayor problema.

Nuestra experiencia de manejo

Aquí llegamos al punto en el cual algunos puristas de la marca posiblemente me querrán colgar, pero lo dejo como una opinión muy personal. La BMW R 1250 GS ha llegado a un nivel de desarrollo técnico que si tiene un paso más ese sería que se maneje sola (y ya existe). Es sobresaliente lo fácil que es llevar una moto de 250 kg, incluso para pilotos con poca experiencia y eso lo logran todos los elementos electrónicos de ayuda, mismo caso para los autos, logrando que en poco tiempo te sientas cómodo y ya estés viajando.

Lo anterior no es un problema y de hecho está muy bien para aquellos pilotos que no buscan tantas complicaciones de manejo y dejan atrás un poco el manejo purista y de sensaciones. Al subirte a la 1250 GS vas sobre rieles, nada se mueve y todo va bajo control.

Llegamos al punto de la comparación que pude hacer con la 850 GS, y es que la 1250 es demasiado (a menos que lo tuyo sea realmente salir a viajes muuuy largos), con la 850 tienes una aceleración “brutal” (95 hp / 92 Nm con 229 kg) que se aprovecha de mejor manera por la menor masa, además de ser una moto más firme en chasis y suspensión, por lo que las sensaciones son mejores sobre ella. Las maniobras de baja velocidad son más sencillas que en la 1250 y de paso, cuenta con prácticamente las mismas soluciones técnicas y equipo de serie.

En la 850 cuentas con suspensiones regulables, pantalla táctil, caja de cambios asistida (claro, según equipamiento) que encuentras en la hermana mayor. Cuando pude acelerar a fondo en ambas, obvio la 1250 tiene más potencia, pero la diferencia no es abismal, y la 850 al no tener el inmenso motor bóxer se hace más ágil, incluso desconectando ayudas; vamos, se hace más pura de manejar, mientras que la 1250, sabes que deberás desacelerar en algún punto.

De manera muy personal creo que en el presente de la marca la mejor GS es la 850, una moto muy equilibrada y con gran capacidad de personalización. Por ejemplo puedes adquirir una F 850 GS base en $218,800 y ponerle equipo opcional hasta llegar a la R 1250 GS base de $326,500, esos poco más de $100,000 extras te darán una moto muy completa, más versátil que la hermana grande, o simplemente quedarte con el modelo base y listo, a darle sin tanto adorno, aunque el escape Akrapovic le da un sonido impresionante.

Lógicamente la BMW R 1250 GS no es una mala moto, al contrario, pero con los años se ha convertido en el Rolls-Royce de la marca, con todo el lujo y la comodidad que por lo regular suele manejar el chofer. Así que mantengo mi comentario, la 1250 es excelente para salir a darle la vuelta a América o a tu país, con equipaje y pareja, pero si lo tuyo es más aventura (y sí, también puedes viajar mucho), la 850 es la opción con mejor costo/beneficio.

Datos 1250 VS 850

Motor: Boxer dos cilíndros
Cilindrada: 1.254 cc
Potencia: 136 hp
Torque: 143 Nm
Peso: 249 kg
Altura: 850/870 de serie
Tanque: de combustible: 20 l

Motor: dos cilíndros en línea
Cilindrada: 853 cc
Potencia: 95 hp
Torque: 92 Nm
Peso: 229 kg
Altura: 860 mm de serie
Tanque: 15 l

Fotos: José Luis Ruiz

Comentarios

comentarios



instagram default popup image round
Follow Me
502k 100k 3 month ago
Share