27 Jan RIP Kawasaki KLR650, el fin de una era

Las doble propósito son motos que me gustan mucho por su versatilidad, pues son tan buenas en una rodada por carretera (quizá no para la vuelta al mundo, a menos que tengas 20 años) como para rodar por caminos de tierra. Y una institución en este segmento es la Kawasaki KLR650, de la cual lamentamos profundamente enterarnos que ya no se producirá.

El “run-run” comenzó en octubre del año pasado, cuando una revista australiana dio el pitazo. Afortunadamente (para nuestra salud emocional) en aquel entonces estábamos muy atareados cubriendo la previa del EICMA y la noticia nos pasó de noche. Pero ya no podemos cerrar los ojos ante la evidencia. El modelo 2018 de la Kawasaki KLR650 es el último que saldrá de la línea de producción.

En sus más de 30 años de vida la Kawasaki KLR650 se convirtió en un verdadero caballo debatalla, pues era una moto con tecnología muy simple. Algo que para algunos era un gran plus y para otros un gran contra. Nacida como un reemplazo de la KLR600 en 1987, es una moto que sufrió cambios menores durante sus tres décadas de vida, usando siempre el mismo monocilíndrico de 651 cc enfriado por agua.

Entre las ventajas estaba que repararla era relativamente sencillo si tenías nociones de mecánica, pues nunca usó inyección de combustible ni ningún tipo de ayudas electrónicas. El otro lado de la moneda es que las regulaciones ambientales la fueron ahogando y para 2019 simplemente ya no fue viable seguir produciendo la Kawasaki KLR650.

¿Una Versys-X 650?

Ahora la gran duda es qué moto ocupará el lugar de este ícono en el portafolio de Kawasaki, pues la KLR ocupaba un lugar único gracias a su buen desempeño dentro y fuera del asfalto. La suplente lógica sería la Versys 650, pero esta moto se siente más cómoda en la carretera que fuera de ella; por esta razón, estamos esperando que Kawasaki lance una variante más off road (quizá una Versys-X650?) que, ojalá, veamos en el próximo EICMA.

Comentarios

comentarios