01 Mar Sur Les Chapeaux de Roue BMW R850R

Si eres fan de BMW, te va a gustar la moto que traemos hoy, pues se trata de una máquina que, tras recibir una manita de gato de un preparador francés, quedó mejor que nueva. La Sur Les Chapeaux de Roue BMW R850R es un excelente ejemplo de cómo traer al siglo XXI una moto con una estética noventera. Todo comenzó con una R858R 1996 con 32,000 km en el odómetro -casi nada para una moto de ya 23 años-. Eso sí, hay que reconocer que, como dijo Manuel -el jefazo de Sur Les Chapeaux de Roue-, la suspensión telelever no hace que esta moto sea precisamente bonita.

Sin embargo, como la telelever sí que es funcional, asumieron el reto de modificar la Sur Les Chapeaux de Roue BMW R850R sin alterar este componente, que quizá hubiera sido lo más fácil. Antes de que cualquier otra cosa sucediera, mandaron a volar los rines de magnesio de tres rayos y los reemplazaron con unos de rayos de una GS. El siguiente paso fue despojarla del carenado para dejar expuesto el bastidor. En este momento les quedó claro que el frente sería la parte más desafiante del proyecto.

La solución para mejorar la Sur Les Chapeaux de Roue BMW R850R fue hacer una cubierta para todo el frente. Aunque aparenta ser una sola pieza que abarca la horquilla, radiador y faro, en realidad se trata de 20 piezas de acero hechas a mano y soldadas por el propio Manuel. El diseño integra a la pieza el radiador y el faro, y el conjunto se mueve completo cuando trabaja la suspensión. Ésta por cierto, fue mejorada con un amortiguador YSS, misma elección para la rueda trasera.

Después del frente, la parte más cambiada de la Sur Les Chapeaux de Roue BMW R850R es la trasera, pues ahora están expuestos los “huesos” de la moto. Van coronados por un asiento de piel hecho a mano, cuyo marco incorpora una diminuta luz de freno de LED. El motor de 850 cc era conocido por tener buen torque, pero no muchos caballos, por lo cual Manuel se encargó de añadir unos cuantos con un filtro de alto flujo y un sistema de escape 2 a 1 con silenciador Spark que, dicen, suena de maravilla.

El toque final lo puso la pintura que, con el color café que eligieron, le da un toque elegante a la moto. Incluso el logo del taller en el tanque, las siglas SLCDR, se ven increíbles. Sin duda, estos franceses convirtieron a la Sur Les Chapeaux de Roue BMW R850R en una obra de arte sobre ruedas que, como verán aquí abajo, mejoró su imagen sustancialmente. Algo similar a lo que hizo este mismo taller con esta Moto Guzzi V1000.

Fotos: Charles Seguy

Comentarios

comentarios



instagram default popup image round
Follow Me
502k 100k 3 month ago
Share