11 Apr Hookie Co BMW R100, practicidad a la medida

Las motos customizadas son unas creaciones maravillosas que, lamentablemente, en muchas ocasiones ruedan pocos kilómetros. Y eso si no se convierten en “reinas de trailer” y no vuelven a pisar el asfalto. Pero afortunadamente existe gente que personaliza su moto para usarla, y ese es el caso del dueño de la Hookie Co BMW R100.

Como muchas creaciones de Hookie, esta moto lleva el nombre de un animal, en este caso ‘Racoon’ (Mapache). Basada en una BMW R100/7 1979, se construyó pensando en la confiabilidad y desempeño en el día a día. “Nada especial”, dijo Nico, el jefazo de Hookie. “No hay modificaciones extremas al motor, ni escapes encintados -es solo una moto que encaja perfectamente en nuestro lema ‘Disfruta lo Bueno-”.

Evidentemente, la Hookie Co BMW R100 es una scrambler que luce el estilo minimalista que caracteriza a sus creadores alemanes. El motor se desarmó por completo para reconstruilo desde cero y dejarlo como nuevo, incluyendo una limpieza con chorro de arena a las tapas para dejarlas relucientes. Los carburadores originales Bing siguen ahí para asegurar la confiabilidad, pero lleva un nuevo filtro de aire menos restrictivo.

Nuevos huesos

Claro está que una personalización sin modificar al menos el subchasis es poca cosa, por lo cual la Hookie Co BMW R100 estrena uno que se levanta un poco en la parte final. El asiento de cuero café se hizo a la medida y tiene espacio suficiente para un pasajero delgado o un poco de equipaje. Cosa que remedia la alforja Wheelborne colocada en el lado izquierdo sobre un soporte hecho especialmente para ella.

Otra pieza hecha a mano de la Hookie Co BMW R100 es el soporte para la placa y las direccionales traseras. Las salpicaderas de aluminio también fueron construidas especialmente para esta moto. Además, ahora lleva amortiguadores YSS que mejoran el comportamiento de la suspensión trasera. Para evitar contratiempos, todo el cableado es nuevo, al igual que los instrumentos y el faro de LED.

Evidentemente, toda scrambler que se respete debe llevar elevado el escape, por lo cual la Hookie Co BMW R100 lleva uno SuperTrapp que va unido a unos headers hechos a mano para que salieran hacia arriba y corrieran pegados al motor. Por supuesto, le pusieron láminas resistentes al calor y escudos para el calor en donde era pertinente. No se trata de rostizarte cada que te subas. Aplaudimos la decisión del dueño de esta moto, pues para nosotros estas máquinas se hicieron para usarse, no para adornar una sala.

Comentarios

comentarios



instagram default popup image round
Follow Me
502k 100k 3 month ago
Share