19 Apr The Revival Birdcage, el nuevo Big Bóxer de BMW

BMW es conocida por su espectacular motor bóxer, pues llevan muchísimos años usando la misma configuración logrando un desempeño sin igual. Ahora, estos alemanes están trabajando en un nuevo motor bóxer que han desarrollado. Para empezar a crear ruido, decidieron crear una moto llamada The Revival Birdcage.

Esta máquina es una creación de los pesos pesados de Revival Cycles, quienes crearon un bastidor con tubos muy delgados. El reto es que tenían que aguantar un motor bastante grande, quizá de unos 1800cc, por lo cual decidieron utilizar titanio. “Nos dieron muy pocos detalles, pero es obvio que tienen grandes planes para el icónico motor de dos cilindros opuestos”, dijo Alan Stulberg, jefazo de Revival. “Las fotos no le hacen justicia, se trata de un motor colosal”.

La idea de The Revival Birdcage era enfatizar dos cosas: dar la impresión de que no funciona y permitir que se vieran lo más posible el motor y la transmisión. “Creo que logramos ambos objetivos a la perfección”, dijo Alan. Si bien la idea suena extrema, no es algo precisamente nuevo, pues Alan y su equipo se inspiraron en los coches de carreras con chasis tubular que Maserati y Porsche construyeron en los 50s y 60s.

“Esta fue la primera vez que construimos un chasis con titanio, sólo eso ya era un desafío importante”, dijo Alan. “En cualquier caso, el cuadro se combinó muy bien al final y estamos muy satisfechos con el resultado, ya que logró el objetivo de ser casi transparente. Se puede ver fácilmente el motor y el tren motriz desde todos los ángulos”.

Fuerte y ligera

El titanio es un material conocido por su ligereza y resistencia, pero no es precisamente fácil de trabajar. Por eso, se tardaron un buen rato en medir, cortar y soldar los 138 tubos que conforman el bastidor de The Revival Birdcage. Cada componente de la moto va unido a esta estructura, aunque ciertamente da la impresión de que las cosas están flotando.

“Lo mejor de manejar una BMW es lo bien balanceadas que son”, dijo Alan. “Por eso resulta irónico, desde el punto de vista de un constructor, mirar el motor y transmisión y darte cuenta de lo asimétricos que son”. Hay un solo tubo de titanio que corre por el centro de la moto y está centrado con las ruedas, todo lo demás va donde cupo mejor.

La suspensión fue construida inspirada en la famosa Telelever. Primero la diseñaron por computadora para asegurarse que todo funcionara bien, luego tomaron la parte de abajo de la horquilla de una R 1150 GS y el amortiguador de una bici de montaña. Para unirlo todo utilizaron piezas de aluminio CNC y tubos hexagonales de fibra de carbono. Así, sencillito.

“La sensación de tomar los componentes en la mano parece magia”, dice Alan. “Es difícil comprender su dureza y balance”.

ultra laboriosa

Es increíble la cantidad de trabajo que lleva una moto como The Revival Birdcage, que aparenta ser muy simple. Y es que para hacer una máquina como ésta, tienes que diseñar y construir casi todas las piezas: las tapas del motor, el asiento de fibra de carbono, los tornillos de titanio para los ejes, controles de los pies y muchas partes más.

Incluso hay una cubierta de aluminio para el motor y la transmisión y un pequeño tanque de gasolina -que va en la parte superior del motor-. El escape también fue construido en titanio, pero le dieron un acabado anodizado, para ponerle un toque más especial.

Sin duda, The Revival Birdcage es una obra de arte sobre ruedas que muestra el talento de la banda de Revival Cycles. Por cierto, Alan quiere agradecer a todo su equipo Chris Auerbach, Ty Burham, Chris Davis, Alec Padron, Ian Holt, Andy James y Josh Gage, el empeño que pusieron para crear esta moto.

Comentarios

comentarios



instagram default popup image round
Follow Me
502k 100k 3 month ago
Share