10 Jun José Andrés Pinto: pasión por la aventura

“Hay una gran diferencia entre manejar y dominar tu moto, aprende a dominarla con la práctica”.

Este interminable mundo de las motocicletas nos lleva a conocer a personas increíbles que comparten los mismos gustos por la aventura, la libertad y la camaradería. Uno de ellos es el siempre alegre José Andrés Pinto, motociclista guatemalteco con una historia peculiar dentro del mundo de las dos ruedas. Acompáñennos a conocerlo. 

“Tengo 39 años; nací en Guatemala; estudié administración de empresas y siempre he tenido una pasión por las aventuras. A los 11 años me inicio en el mountain bike, primero en el cross country y luego en downhill”.

Las motos siempre llamaron su atención, pero como pasa en muchas familias, existía el miedo o como lo dice el mismo José Andrés: “me tenían miedo a mí sobre una moto”. Según nos cuenta, desde pequeño tuvo una gran pasión por explorar y conocer lugares, encontrarse con gente de otras culturas y tuvo la dicha de tener papás que le permitieron viajar por el país a temprana edad. “El gusto por las jornadas largas en carretera me la presentaron cuando viajábamos en auto desde Guatemala hasta Chicago a visitar a la familia. Recuerdo muy bien acompañar a mi padre en esas carreteras con lluvia, e inclusive nieve; ir haciendo preguntas de los mapas (de papel), de la ruta, las distancias y por supuesto, viendo cómo corregir cada vez que nos salíamos del itinerario”. 

A los 19 años, José Andrés aprendió a andar en moto de manera autodidacta. “Recuerdo la primera moto grande que manejé, una BMW G560GS Dakar, color azul y blanco. ¡Me encantaba esa moto! La primera vez manejándola fue algo así: 

Papá: ¿sabes manejar moto? 

Yo: ¡Sí, primera para abajo y el resto para arriba! 

¿Pueden imaginar la cara de mi padre? (Ríe). Desde ese día en que entendí el punto de fricción del embrague, ¡me quedé prendido hasta el día de hoy! Esa moto siempre fue noble en manejo y muy dócil para aprender”. 

La antesala de las dos ruedas

Antes de las motos, José Andrés estuvo involucrado en el mountain bike, en carreras de aventura, también en el 4X4; siempre buscando experiencias al aire libre. “Entonces, acampar y subir volcanes siempre han sido parte de mis actividades y experiencia”.

“Antes de entrar por completo a esta vida de las motos me dedicaba a atender el negocio familiar, que no tenía nada que ver con motos pero fue parte de la base que me llevó a estar donde estoy el día de hoy”. 

El gran paso

A los 29 años, José Andrés estaba en un momento de su vida donde quería hacer algo más. “¡Tenía la necesidad de evolucionar! Tres años antes de esto tuve la suerte de viajar con mi amigo/mentor Ricky Godoy, quien tenía un tour operador llamado South Moto Adventures, basado en Santiago de Chile. Con él hice un viaje de 16 días por el norte de Chile, Perú y Bolivia. Este viaje marcó mi vida a pesar de no ir en moto, ya que fui la persona que manejó el vehículo de apoyo”. Durante estos días, José Andrés disfrutó mucho de compartir con la gente, ayudarles en situaciones donde no podían manejar sus motos y apoyarles a romper sus temores, alentándolo a buscar su sueño y su futuro en las motos, compartiendo conocimientos, conviviendo con otras personas en lugares remotos y disfrutando de lugares únicos en la tierra. 

Para él, subirse a una moto es más que poder manejarla, es poder conectarse con ella y sentir que reacciona por sus reflejos. “Esa sensación de estar tan concentrado que olvido el resto del mundo, sentir el viento en el rostro y los distintos olores que hay en la carretera; escuchar el sonido del motor al acelerar y los cambios; esa sensación de libertad. También poder retarme personalmente en distintos tipos de obstáculos y compartir las experiencias con otros. Llegar a donde pocos han llegado”. 

«Mi primera moto fue una F650GS Dakar, exquisita y noble de andar. Actualmente tengo una BMW R1250GS HP con suspensión deportiva y un scooter Yamaha BW´s 100 de dos tiempos».

Sueños en dos ruedas

José Andrés ha podido realizar el sueño de su vida: montar Azimut Moto Travel & Training, que es el negocio al que se dedica al 100%. “Realizo tours en moto por Europa, Guatemala, Centro América, también Marruecos y Sur América. También he podido certificarme con Instructor y Tour guide de BMW Motorrad. Además de los tours, realizo cursos de asfalto y tierra, también enseño a andar en moto a gente que nunca se había subido antes.

Haberme certificado también me ha abierto las puertas para participar como Marshall en las selecciones nacionales del GS Trophy en Guatemala, Panamá, Paraguay; también en las selecciones regionales en Panamá, Costa Rica y Colombia. ¡Logré hacer que mi hobby sea mi trabajo!”.  

Facilitador de conocimiento

“Volverme instructor fue una meta personal. Cuando decidí que me iba a dedicar a las motos pensé en que debía hacerlo de una manera profesional y busqué el camino para certificarme con BMW Motorrad (siendo ellos la única marca del mundo en tener una escuela para instructores). Gracias al apoyo del representante en Guatemala (Bavaria Motors), pude lograrlo”.  

La idea de ser instructor para José Andrés, es poder facilitar a los clientes el conocimiento y ahorrarles muchas situaciones peligrosas o simplemente daños a sus motocicletas, con un poco de conocimiento y práctica esto es posible para todos. “Compartir la pasión por las aventuras, el conocimiento para que puedan ir y volver de éstas, es lo que más me motiva a prepararme cada vez que voy a dar una clase. Luego poder escucharlos y compartir esos momentos con cada uno hacen que valga la pena, además ir viendo la evolución en su estilo de manejo me da una gran satisfacción”. 

Alternativas de vida

“Desde hace años tengo el gusto por la fotografía de aventura. Realmente no he tomado ningún curso, pero con la práctica y un poco de conocimiento estoy en el proceso de aprender. Si no estuviera dedicado al mundo de las motos estaría en los paseos de aventura de alguna u otra manera, posiblemente trabajando para alguna revista de viajes o inclusive haciendo paseos en vehículos 4X4”. En este momento, José Andrés se está preparando para ofrecer Guatemala como destino para gente de Sur América y Europa, ya que la intención es poder retornar a los paseos en la región. “Quiero darme una vuelta por Baja California para poder ofrecerlo y por último tengo pendiente retomar los proyectos de Nueva Zelanda, Marruecos, Patagonia, Colombia y Europa”.  

«Las motos son mi estilo de vida, representan la pasión por vivir, la actitud para asumir retos y el deseo por cumplir metas más grandes». 

Consejos

José Andrés comenta que la moto tiene un gran estigma negativo y para romper con ello, considera que las capacitaciones son un requisito primordial, por ello recomienda: 

– Tomar diferentes cursos con instructores capacitados. 

– No escatimar en la compra de equipo, definitivamente hace la diferencia. 

– Iniciar con una moto de bajo cilindraje e ir poco a poco a uno más alto. 

– Practicar, esto marca la diferencia. Mientras más se practique, más experiencia y por ende más capacidad para tomar decisiones.  

 – ¡Disfrutarlo! 

Sigue a José Andrés en @josepandres01 y en @azimutmoto o visita www.azimutmoto.com

Comentarios

comentarios



instagram default popup image round
Follow Me
502k 100k 3 month ago
Share